2017-04-26 19:04 FC Barcelona Por: Administrador

Goleada del Barça para intimidar y meter presión al Madrid (7-1)



Cómoda y plácida victoria del Barcelona en la primera de las cinco finales que le quedan al equipo de Luis Enrique. Los azulgranas no han sufrido en un partido ante el colista que no ha tenido más historia que los goles de los culés y el homenaje a Messi por sus 500 goles. La resistencia de Osasuna duró 50 minutos y acabó con fiesta azulgrana, gol de Mascherano incluido. 7-1 para meter presión al Madrid que juega contra el Depor a las 21:30h.

Primera mitad más plácida que brillante

Empezó el partido con un Camp Nou desangelado, fina lluvia y un once plagado de suplentes. Le costó a la segunda unidad poder generar peligro y dependió de Messi, único jugador con autoestima suficiente para desequilibrar la defensa navarra. Osasuna no pudo ni intimidar en contras gracias a la intensidad en la presión alta de Mascherano y Gerard Piqué. El Barça tuvo problemas para crear peligro en juego posicional así que tuvo que ser con un robo de Messi para lograr el 1-0. Leo presionó a los centrales rojillos y robó un balón para enfrentarse a Sirigú y superarle con autoridad por arriba. Todo en ataque dependía del '10'. André Gomes, uno de los más observados, anotó el 2-o tras un centro de Rakitic. El portugués empaló desde el punto de penalti para lograr el segundo gol del partido y recibir una inyección de autoestima. Y se llegó al descanso con la sensación de que el partido molestaba más que otra cosa, aburrido y sólo con el único estímulo de ver a Messi en acción.

Segunda mitad llena de goles, incluso de Mascherano

Empezó la segunda parte con un gol de Osasuna que dejó en evidencia a Ter Stegen. Una falta directa de Roberto Torres que dejó a Ter Stegen congelado, víctima de la falta de intensidad colectiva. Pero ahí se quedó la 'reacción' de Osasuna. A partir del 2-1, el Barça comenzó a dejarse llevar en ataque y el colista a dejar muestras de su debilidad. Comenzó el festival entonces del Barça, a base de goles más que de juego. El 3-1 llegó apenas 5 minutos después del tanto rojillo, con otro gol de André Gomes. El primer doblete del portugués llegó tras un rechace del palo a disparo de Piqué y abrió la veda del marcador. El 4-1 fue obra de Messi, cómo no. El mejor gol de la noche en un zurdazo del argentino tras su clásica jugada individual. Y con el segundo gol de D10S, Lucho le cambió por Aleña. Minuto 63 y el partido más que sentenciado y sin Messi en el campo. Quedaba pues tiempo para ver al joven Aleña y al resto de suplentes. El resto de goles fueron cayendo poco a poco. El 5-1 fue obra de Alcácer tras una buena respuesta dentro del área. Y ojo que en el minuto 66, un penalti sobre Denis se convirtió en el primer gol de Mascherano con la camiseta azulgrana. El equipo entero se giró para animar a Masche, que había dado un palo, a que lanzase el penalty y marcase su primer gol. Y así fue. Derechazo al centro de la porteria y 6-1. La rúbrica final del marcado fue de Alcácer, que logró su primer doblete como azulgrana para el final 7-1. Victoria sin más historia que los goles y con los objetivos de recuperar sensaciones de los suplentes. Ahora la patata caliente está en Riazor donde el Madrid tiene que ganar si no quiere decir adiós a la Liga.

Deja tu Comentario