2013-05-15 17:05 FC Barcelona Por: Administrador

Golpe bajo de Valdés a Tito Vilanova



Joan Tubau
Los medios afines a Víctor Valdés han intentado durante las últimas semanas lavar su imagen justificando su decisión de marchar del Barcelona al término de su contrato. Se vendió la idea de que Valdés no quería romper con el Barcelona de forma traumática, simplemente había decidido comunicar al club su decisión de no renovar el contrato que expira en junio de 2014 dándole tiempo a la directiva y al staff técnico para tomar una decision de cara al futuro inmediato o para dentro de un año.

Pero la realidad no ha sido tan "bonita" como nos la han querido pintar. Valdés no tiene intención de esperar al final de su contrato o dejar en manos del club la decisión de traspasarle o permitirle marchar el próximo año con la carta de libertad. Valdés ha exigido su traspaso inmediato porque no quiere seguir en el FC Barcelona. Esta decisión ha decepcionado profundamente a Tito Vilanova quien, atendiendo a argumentos puramente deportivos, había decidido seguir contando con él la próxima temporada aún a costa de perderle un año después sin que el club ingrese nada por él. Esta postura, sin embargo, ha sido bien recibida en la zona noble del club, que prefiere obtener una ganancia (alrededor de 15 millones) y perderle de vista, antes que permitir que cumpla su contrato y se vaya sin dejar un beneficio.



A los supuestos problemas económicos que le afectan derivados de desafortunadas inversiones económicas, se suma ahora el rumor que circula por Barcelona de que su relación con buena parte de sus compañeros no es precisamente excelente. Está claro que Valdés no se siente cómodo y que quiere abandonar el Camp Nou. Se ha quitado la careta y lo ha confirmado con rotundidad. No se trata de una no renovación de un contrato. Estamos ante el deseo manifiesto de incumplir un contrato por parte de un jugador que tiene relación contractual con el club hasta junio de 2014.


Deja tu Comentario