2016-06-17 19:06 Real Madrid Por: Administrador

Golpe de autoridad del Real Madrid y paliza al Barça en el Palau (70-90)



Carlos Muñiz El Real Madrid consigue el factor pista a su favor en la final al mejor de tres partidos de la Liga ACB de baloncesto. Tras la agónica derrota madridista en el primer partido ante el Barcelona en la última décima de segundo (100-99), el Real Madrid se ha desquitado con un triunfo impresionante labrado de principio a fin, ofreciendo una demostración de aplastante superioridad ante la que el Barcelona no ha podido hacer más que rendirse. Ahora el Real Madrid tiene en su mano revalidar el título de Liga si vence en los dos próximos encuentros ante el mismo rival en Madrid. El Real Madrid no ha dado ninguna opción al Barça. Ha salido en tromba y se ha llevado por delante a los hombres de Pascual. Entraban los triples, los rebotes eran blancos, las transiciones eran mortales. El Madrid carburaba y el Barça lo fallaba todo. De principio a fin. A lo grande.

Llull y Ayón, apoteósicos

Llull ha destrozado al Barça en los primeros compases, con 13 puntos en los ocho minutos iniciales. Y lo ha dejado herido de muerte, ya no se ha recuperado. A lo más que ha llegado a acercarse fue a cinco puntos en el tercer cuarto. Un espejismo. El Real Madrid es superior, muy superior a este Barça lastrado por un Navarro que no es más que un recuerdo. El Barça tiene problemas de dirección en el banquillo y juega sin alma, ni idea de bloque. Y con jugadores de dudoso nivel, como Arroyo, Samuels, Lawal o Vezenkov. Y el Madrid se ha aprovechado de tanta ventaja, con un Llull implacable y un Ayón mortífero que ha impuesto su ley en la pintura ante una pobre oposición de Tomic, Samuels y Doellman. El 12-28 con el que el Madrid cerró el primer cuarto sólo fue un aperitivo de lo que iba a pasar después. En el segundo cuarto reaccionó el Barça, que se impuso por 20-16. Al descanso se llegó con 32-44. En el tercer cuarto el Barça llegó a ponerse a cinco puntos (52-57), pero Llull y Ayón convirtieron la reacción culé en un espejismo. El último cuarto fue un completo festival blanco en el que los jugadores de Laso jugaban a placer mientras los espectadores del Palau se iban a casa. Eso de ver una paliza del Real Madrid al Barça no es fácilmente soportable. El Madrid ha hecho los deberes y ahora sólo falta rematar la faena en el Palacio. Este Real Madrid es muy superior al Barça y si las cosas salen de acuerdo a la lógica, lo normal es que en Madrid veamos dos nuevas palizas del equipo blanco a este Barça que más que un equipo parece una caricatura de equipo.

Ficha técnica: FC Barcelona, 70 - Real Madrid, 90

ff-1

Deja tu Comentario