2012-02-19 10:02 FC Barcelona Por: Administrador

González González se estrena en el lado oscuro



Ayer, una demostración más de que no hay otra opción que la del Madrid como campeón de Liga. Pero hay que reconocerlo. Lo hacen de tal forma que a simple vista parecen errores humanos, pero nada más lejos de la realidad. Lo de ayer fue un acto con premeditación y alevosía. Un plan que, como siempre, les acaba saliendo bien. No por la sutileza en el momento de actuar delictivamente, sino en la forma de hacerlo. Cuando no es un gol anulado es una expulsión, otras veces un penalti inextistente o, en caso contrario, se lo inventan... Planes perfectos que están llevando al Madrid a ganar una Liga que, como diría el entrenador blanco, "daría vergüenza de ganala".

Y eso es esta Liga, una vergüenza llena de manipulaciones que dejan en vanales los esfuerzos del Barça por intentar sacar algo positivo. Ayer, dos más. En primer lugar expulsión a Cisma injusta para, a continuación, conceder un gol en claro fuera de juego que nunca debió subir al marcador. Y que casualidad que estas dos acciones llegaran justo cuando el Racing despertaba y llegaba a la portería de Iker Casillas.



A priori y debido al resultado, no ha lugar a hablar de que ayer se le regalaron puntos al Real Madrid, pero sí mermaron absolutamente las posibilidades de los cántabros que, si tenían alguna posibilidad, vieron como se perdía rápidamente y por arte de magia. Pero en realidad eso no fue lo peor y es que ahora ya hay otro árbitro con el que habrá que tener cuidado. Hasta ayer había demostrado ser un buen colegiado, pero después de lo de ayer más vale que no le toque en ningún partido trascendente al FC Barcelona.


Deja tu Comentario