2014-02-06 13:02 Real Madrid Por: Administrador

Gritos racistas dirigidos a Marcelo



Así lo ha reflejado Graham Hunter en la web de su medio de comunicación. Fue cuando Marcelo, junto al resto de suplentes, saltó al césped del Bernabéu a realizar un calentamiento al término del partido. Marcelo estaba acompañado por su hijo y el sector de seguidores del Atlético de Madrid, que todavía no había abandonado el recinto, se pusieron a emitir sonidos simiescos imitando a un mono.

Marcelo se los quedó mirando, negando con la cabeza, como afirmando que resulta sorprende que en el siglo XXI pueda existir el racismo en nuestra sociedad. Optó por ignorarlos y siguió realizando sus ejercicios de estiramientos, pero los gritos, lejos de cesar, aumentaron.



Lo peor de todo es que al finalizar el calentamiento, el hijo de Marcelo se abrazó a su padre, momento en el que los aficionados del Atlético aprovecharon para cantar "Esperamos que tu padre muera".

¿Va a quedar esto así?

 



 
//

 


Deja tu Comentario