2014-04-17 14:04 FC Barcelona Por: Administrador

Gritos racistas en el sector madridista de Mestalla



Joan Tubau

La afición del Real Madrid, al margen de los insultos habituales que suele lanzar en los campos de fútbol contra los rivales, la tomó ayer con Alves y Neymar, a quienes dedicó desagradables gritos racistas. Es un tema que no es nuevo, que preocupa a la UEFA y a la FIFA, pero parece que el Real Madrid no se da por enterado y la Real Federación Española de fútbol, tan pendiente de predicar con la boquilla el concepto de fair play, prefiere hacer oídos sordos.



Cuando Coentrao le dio una tarascada a Neymar y éste cayó al suelo, enzarzándose posteriormente en una discusión, la afición del Real Madrid presente ayer en Mestalla se dedicó a imitar el sonido de los monos dirigiéndoselo al jugador brasileño del Barça siempre que tenía el balón en su poder. Es la rabia y la impotencia de quien quiso a Neymar y no pudo tenerlo. Tampoco en este caso el árbitro quiso darse por enterado. Da la sensación de que los gritos racistas, si provienen de la afición del Real Madrid, son considerados normales y poco o nada noticiables. Luego fue Alves el objetivo de los insultos y los gritos racistas imitando al sonido del mono. Y aquí nunca pasa nada. El Real Madrid ganó la Copa, pero su imagen como institución quedó por los suelos. El problema de lo de anoche es que no es flor de un día. Sucede constantemente en el Bernabéu.


Deja tu Comentario