2011-04-24 16:04 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola cambia de discurso




Ha dejado de lado su proverbial equidistancia para pasar al ataque y en un discurso que se movió entre la ironía y el victimismo, incluso se atrevió a hablar sobre los arbitrajes y de José Mourinho tras el encuentro ante Osasuna, algo impensable tiempo atrás.

Por una vez, Guardiola juega a lo mismo que el 99 por ciento de los entrenadores en la sala de prensa y su discurso figura en el manual de tópicos: el favorito es el contrario, la plantilla del rival es muy superior a la propia y los árbitros....

Por primera vez desde que llegó al banquillo azulgrana, Guardiola se ha decidido a hablar de los arbitrajes y sin ambages se ha referido a la posibilidad de que un árbitro portugués, Pedro Proença, dirija la ida de las semifinales ante el Real Madrid en el Bernabeu, tal y como han apuntado algunos medios lusos.

"Si es así estoy convencido de que el entrenador del Real Madrid estará felicísimo, estará contentísimo. Si al final es así, lo fue mucho el año pasado en la ida y lo será esta vez", ha dicho Guardiola, que de paso recordó el arbitraje sufrido por el Barça la temporada pasada en la ida de las semifinales de la Champions ante el Inter de Mourinho.

Entonces dirigió el partido un árbitro portugués, Olegario Benquerença, quien concedió un gol en fuera de juego al Inter y no señalo un claro penalti sobre Dani Alves. El Barça perdió 3-1 en la ida y no pudo remontar en la vuelta (1-0).

También Guardiola se ha referido a "la vista privilegiada" del linier de la final de Copa del Rey, quien anuló un gol a Pedro Rodríguez: "Por dos centímetros no se gana".

El técnico del Barça parece cansado de aguantar los embates de Mourinho y ha decidido que, si tiene que morir, que sea matando. Así ha hablado sobre el césped del Bernabeu -"Aprovecharemos para ver si la hierba ha crecido más", ha dicho-, y también sobre la dificultad que tendrá su equipo para superar al Real Madrid en la Champions.

"Lo tenemos todo en contra. Somos lo que somos y hay que hacerlo todo juntos en la dificultad. No vamos al Bernabéu en las mejores condiciones para jugar, pero anímicamente acudiremos con entusiasmo al encuentro", repite Guardiola.

El entrenador del Barça ha cambiado de estrategia. Siente que han perjudicado a su equipo en los dos primeros encuentros contra el Madrid y cree Guardiola que aún se está a tiempo de rectificar.

Llegados al punto culminante de la temporada, la duda estriba en saber si Guardiola, modélico en la táctica futbolística, se mueve al mismo nivel en el barro dialéctico, un terreno en el que, por lo visto, José Mourinho le lleva unas cuantas lecciones de ventaja.



Deja tu Comentario