2013-07-06 10:07 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola, Cruyff, Roures, Puig... juntos y revueltos



Pedro Riaño

Jaume Roures, el empresario trotskista que adeuda las nóminas a los trabajadores del extinto diario Público que él abrió y cerró, el mismo que tiene el mando del fútbol televisado a través de su empresa Mediapro, se dedica ahora al negocio de la restauración.



Con su socio, Tatxo Benet, se ha unido empresarialmente a Fermí Puig, reconocido maitre y conocido laportista y antirosellista, para poner en marcha un restaurante que cubra el vacío que dejó el cierre del Drolma, exquisito y privilegiado centro neurálgico gastronómico de reuniones laportistas financiadas por el bolsillo de los socios del club a razón de 200 euros el cubierto.

Y como son listos, han recurrido a los suyos para levantar el negocio desde el primer día. La reunión de Pep Guardiola y Johan Cruyff en el local no era gratuita,  no fue más que una estudiada campaña de marketing para atraer a la clientela. Y a ello se prestaron los dos. Por un amigo, cualquier cosa. Ahora sólo se trata de recuperar el poder para que cualquier encuentro que exija mesa y mantel se desvíe al restaurante "amigo" pagando los socios, naturalmente. Debe pensar Guardiola que es lo menos que se puede hacer por el amigo que coloca a tu hermano en su empresa. Dice Periodista Digital que el capital social de la empresa que ha montado este restaurante es parecido al dinero que Roures adeuda a sus ex trabajadores, 630.000 euros... en nombre de la memoria de Trotsky. Se les puede acusar de intrigantes, maquiavélicos y perversos. Pero nunca de tontos. Los tontos siempre son los demás.



Deja tu Comentario