2013-07-24 10:07 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola descubrirá esta tarde las ganas que le tiene al Barça (18.30)



Joan Tubau

El partido pondrá a prueba las ganas que Pep Guardiola le tiene al Barça. El Bayern Múnich, que puede contar con todos sus efectivos, incluido su flamente fichaje Thiago Alcántara, cuenta con la ventaja de haber tenido dos semanas más de preparación y cuatro partidos disputados más que el Barcelona, que acude a su primer encuentro de pretemporada afectado por la noticia de la renuncia de Tito Vilanova, con dos semanas menos de preparación, sin haber disputado todavía un sólo partido y con las bajas de Puyol, Valdés, Piqué, Jordi Alba, Busquets, Xavi, Iniesta, Cesc, Pedro, Alves y Neymar. Un equipo completo.



Es evidente que será un partido desigual en el que el campeón de Europa al completo se enfrentará a un equipo que desplaza a Múnich a Pinto, Oier, Montoya, Bartra, Mascherano, Adriano, Song, Sergi Roberto, Dos Santos, Messi, Tello, Alexis, Sergi Gómez, Planas, Joan Román, Dani Nieto, Quintillà, Samper, Ilie, Patric, Dongou, Espinosa y Kiko Femenía. 12 jugadores del primer equipo y 11 del filial (Oier, Sergi Gómez, Planas, Joan Román, Dani Nieto, Quintillá, Samper, Illie, Patric, Dongou, Espinosa y Kiko Femenía).

Pep Guardiola tenía previsto lavar su imagen, que ha quedado maltrecha ante el barcelonismo, después de sus críticas inoportunas y fuera de lugar a la diredtiva blaugrana y, especialmente, a Tito Vilanova. El ex técnico blaugrana tenía previsto hacerse la foto más buscada abrazándose a Tito para limar asperezas y recuperar la estima de un sector del barcelonismo que ya empieza a dudar de sus intenciones. Sin embargo, esa foto nunca se hará y Pep deberá aprender a convivir con el peso del recuerdo de sus duras palabras, que le acompañarán de ahora en adelante en la memoria de los barcelonistas.

Hoy tendremos la oportunidad de conocer lel grado de renocr que Pep le tiene a este Barça que ya no es el suyo por decisión propia. Tiene dos opciones: plantear el partido ante su ex equipo como un entrenamiento más dentro de la preparación del Bayern, dando entrada a los suplentes y rotando a todos sus jugadores, o plantearlo como una batalla decisiva, con los titulares y en busca de una goleada que, si se lo propone, puede ser escandalosa. Las fuerzas están tan desniveladas que el Barça sólo puede hacer de sparring ante el poderoso Bayerm que la temporada pasada lo ganó todo, Bundesliga, Copa y Champions, de la mano de Jupp Heynckes.



La nota novedosa en el Barcelona será el estreno de la nueva equipación suplente, la que utiliza el diseño de la senyera. Y el aspecto positivo, el retorno de Leo Messi una vez superada la lesión que, precisamente, le impidió jugar contra el Bayern Múnich en la vuelta de las semiifinales de la última Champions League. No queda claro si será el último partido que dirigirá Jordi Roura, aunque todo hace indicar que el sábado también se sentará en el banquillo en el amistoso que jugará el Barcelona en Oslo.


Deja tu Comentario