2012-02-20 16:02 Real Madrid Por: Administrador

Guardiola dignifica la Copa del Rey cuando le interesa



El entrenador azulgrana ha vuelto a quedar en evidencia. Su discurso de falsa modestia se ha acabado, ya no puede con más embustes. El último lo protagonizó en la noche del domingo, cuando intentó ‘dignificar’ la final de la Copa del Rey: "Jugaremos la final donde nos quieran recibir, no en un sitio donde no quieren que vayamos. No me apetece ir a sitios donde no quieren que vayamos a dignificar la Copa de su Majestad el Rey", contraatacaba el míster culé ante la negativa madridista de celebrar la final copera en su estadio.

Parece que Guardiola no tiene memoria, o que por momentos la pierde. El técnico de Santpedor parece no recordar cuando hace doce años fue él el cabecilla instigador de un equipo que saboteo la Copa de su Majestad el Rey de una manera muy deplorable. En la campaña 1999/2000 el conjunto azulgrana, con Guardiola como capitán, se presentaba en la vuelta de las semifinales con el marcador en contra, 3-0, ante un Atlético de Madrid que le había dado un baño en el Calderón. El miedo y terror de los azulgranas de hacer un ridículo mayúsculo en su estadio ante las bajas acumuladas, llevó a ese plantel a retirarse antes de jugar el partido de vuelta, con una imagen que quedará en los anales de la historia más sucia de esta competición, con Guardiola negando a Manuel Díaz Vega, colegiado de la contienda, la comparecencia de su equipo.



Sí, aquella fea acción parece no tener hueco en la memoria de Josep Guardiola, el que ahora trata de dar lecciones de moral al Real Madrid sobre si tiene o no que dejar a los azulgranas jugar la final de la Copa del Rey en el Santiago Bernabéu. Feo gesto del técnico azulgrana que vuelve a quedar retratado sobre su doble moral y falsa modestia. Esto es el seny culé.


Deja tu Comentario