2013-08-31 00:08 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola gana, Mourinho pierde. La vida sigue igual (2-2)



En Madrid muchos cuestionaban a Guardiola y ensalzaban a Mourinho porque Guardiola sólo había ganado en el Barça mientras Mourinho había ganado en cuatro países. Pues bien, la primera experiencia internacional de Guardiola fuera del Barça ha acabado con victoria. Y ante Mourinho, que ha vuelto a morder el polvo ante Pep.. Antes con el Real Madrid ante el Barcelona, ahora con el Chelsea ante el Bayern. La vida sigue igual. Guardiola gana, Mourinho pierde.

Empezó marcando el Chelsea por medio de Torres, empató con un golazo Ribery forzando la prórroga. Luego, en tiempo suplementario, con diez jugadores por expulsión de Ramires, el Chelsea jugó con diez, resistió como pudo y se puso por delante gracias a un gol de Hazard. El Bayern atacó con furia, el Chelsea se defendió con orden. Una acometida tras otra, Cech puso tres manos mailagrosas que evitaron el empate, pero a 20 segundos del final de la prórroga  Javi Martínez justificó su fichaje y puso las cosas en su sitio.



Fue gracioso porque el gol fue legalísimo,  pero David Luiz reclamó fuera de juego por si acaso. Así es Mourinho. Así son los equipos de Mourinho. Más pendientes de engañar al árbitro que de jugar. Nos recordó al Real Madrid del portugués. Si David Luiz se hubiera dedicado a jugar, en lugar de protestar y reclamar al árbitro, otra suerte hubiera corrido el Chelsea. Pero Mourinho es así.

Ahora podrá quejarse con su vieja y cansina cantinela de que ante Guardiola es imposible acabar un partido con once. Lo cierto es que el Chelsea jugó toda la prórroga con diez. Pero también es cierto que el Bayern buscó con fe el gol y lo consiguió. Luego, en los penaltis, entraron todos menos el de Lukako,el último que lanzó el Chelsea.

Mourinho se pasó todo el partido reclamando a su público que metiera algún gol. Al final el gol lo logró Javi Martínez, un español, uno de esos que tan poco le gustan a él. El Chelsea pierde su segunda final consecutiva. Una sin Mou y otra con él. El Bayern gana su segunda final de la temporada después de perder contra el Borussia Dortmund la Supercopa alemana.



Fue un Barça-Madrid. Fue un Guardiola-Mourinho. Con final feliz. Ganó el Bayerm. Ganó el Barça. Ganó Guardiola. Pep sigue ganando lejos del Barça y Mourinho, a lo suyo. Sigue perdiendo y recordando viejas hazañas que cada vez quedan más lejos. El fútbol hizo justicia en Praga y dio el triunfo al equipo del entrenador que mejor trata la pelota.


Deja tu Comentario