2013-07-01 18:07 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola no es el "puto amo" en Múnich



Joan Tubau

A Pep Guardiola le han impuesto la decisión de que el Bayern Múnich desea sacarse de encima a Mario Gómez. Le guste o no le guste. Y ha tenido que tragar independientemente de sus preferencias. En el Bayern Pep no posee esa aurea que tenía en el Barcelona y que le convertía en infalible. Aquello funciona con una precisión milimétrica y él debe limitarse a trabajar con los jugadores. Para el resto de dedisiones ya hay otros que se ocupan.



Ha sucedido con Mario Gómez, un futbolista que integra la selección alemana y a quien Uli Hoeness se ha empeñado en traspasar. Es igual que Guardiola quiera trabajar con él. Mario Gómez no está disponible porque así lo han decidido los que están por encima del entrenador. "Mario habló con Pep Guardiola y Pep decidió no incluirlo en el juego. No hay más que eso y tampoco hay una decisión que comunicar", ha dicho el director deportivo del Bayern, Matthias Sammer. El hecho de que Mario Gómez haya entrenado a plena satisfacción de Pep en las primeras sesiones de la temporada no cambia la cosas. Recientemente Joan Laporta y Johan Cruyff echaron en cara a Tito Vilanova que dijera: "yo trabajo con los hombres que me dan", exigiéndole que diera un paso al frente e impusiera él los futbolistas con los que quería trabajar. Está visto que ser un hombre de empresa, identificarse con el trabajo de equipo y tomar decisiones en beneficio del club sin buscar la crispación y el enfrentamiento no está bien visto en algún sector del barcelonismo. Los insatisfechos de siempre.


Deja tu Comentario