2012-02-20 23:02 Real Madrid Por: Administrador

Guardiola no es ni la sombra de Mourinho



Solo falta mirar los datos entre ambos técnicos para certificar la superioridad aplastante de José Mourinho a su homólogo azulgrana Josep Guardiola. Al barcelonista le queda mucho que curtir en el mundo del fútbol si en algún momento quiere poner en duda la hegemonía única de la que en estos momentos disfruta el técnico madridista.

El dilatado palmarés de Mourinho es mucho más ensordecedor del que su homologo culé puede alardear. Ganar el campeonato liguero en tres países diferentes y estar a punto de conseguir su cuarta corona liguera en el cuarto país que visita es digno de elogio. Dos Champions Leagues, una UEFA, Copas de todos los países en los que ha estado e innumerables condecoraciones personales que le han llevado a ser considerado el mejor entrenador del fútbol moderno.



El entrenador luso del Real Madrid lleva en su carrera 18 títulos con sus equipos, además de en torno a 18 galardones individuales, dejando en la sombra los 13 títulos de Guardiola y sus condecoraciones, las cuales no llegan a la decena. Pero no solo en títulos es más próspero el camino Mourinho en su dilatada carrera, sino que en la Liga española el portugués también ha dado una soberana lección al míster culé, mejorando sus números de una forma aplastante y sin oposición. Pese a que en lo últimos años hemos tenido que escuchar las maravillas del entrenador azulgrana, a decir verdad estas se quedan en nada desde que llegó Mourinho. El míster madridista en sus primeros 61 partidos oficiales con el Real Madrid ha sumado 49 victorias, 6 empates y tan solo 6 derrotas, números de auténtico sabio que relucen aún más si los comparamos con el siempre endiosado Guardiola, que en sus primeros 61 partidos al frente del Barça obtuvo 45 triunfos, 10 empates y 6 derrotas, lo que deja a las claras que el portugués lleva escrito en su libreta la palabra ganador como rasgo primero de su carácter, mientras que el culé se tiene que resignar a ser lo que es, un segundón.

Pero más allá de los números de victorias, en las que reluce que Mourinho es un triunfador nato, el equipo madridista ha conseguido 181 goles en estos primeros 61 partidos del portugués, cifras históricas de pegada que relucen aún más cuando se comparan con las del de Santpedor, que a estas alturas solo firmaba 162 tantos, diecinueve menos. En el único apartado que el equipo de Mourinho debe mejorar es en la retaguardia, donde ha encajado tan solo diez tantos más que los culés, 51 por 48, pero es algo de lo que ha tomado buena nota el míster blanco.

El paso firme del equipo madridista encabezado por José Mourinho hace pensar que el cambio de ciclo está a la vuelta de la esquina. El efecto Guardiola se desinfla, se desvanece, la mala sintonía con el vestuario y la directiva hacen que cada día esté más cerca su adiós, situación que intentaron contrarrestar desde la Ciudad Condal con simples rumores de un adiós también de Mourinho, el cual no se bajará del barco. El luso tiene claro que todavía quedan pasos que dar, y tras tener su primera liga en el bolsillo, la cuarta en un cuarto país diferente, espera conseguir su tercera Champions, para la cual parte como claro favorito.




Deja tu Comentario