2011-11-24 10:11 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola pasó olímpicamente de Ibrahimovic



"No hemos tenido la oportunidad de cruzarnos", dijo Guardiola al término del partido que enfrentó al Barça con el Milan en San Siro. La foto de Ibrahimovic y Guardiola saludándose ni existe ni existirá. Pep felicitó a su colega Allegri al término del partido por el excelente partido realizado por el Milan ante el mejor equipo del mundo y enfiló el camino al vestuario para someterse a las preguntas de los periodistas en rueda de prensa.

Pep Guardiola no tenía necesidad de buscar a nadie porque no tiene problemas con nadie. Si Zlatan quería zanjar sus viejas rencillas con el entrenador, lo tenía fácil, porque Pep era fácilmente localizable. Lo que el entrenador del Barça no podía hacer era saltar al campo para buscar al futbolista sueco y tratar de inmortalizar la imagen de su reconciliación con un apretón de manos.



Sucede que Pep no está peleado con Zlatan. En todo caso es el sueco quien ha manifestado de forma reiterada su animadversión hacia el entrenador que le impidió seguir en el mejor equipo del mundo. De Pep no ha salido una mala palabra hacia Ibra. Por tanto, si alguien tenía un problema y quería solucionarlo, ése era Ibrahimovic. Pero el sueco no le buscó y Pep no perdió un instante en buscarle. Tenía cosas más importantes que hacer: celebrar el festival de juego de su equipo en uno de los grandes estadios de Europa y ante un grande continental, festejar el resultado, que sirve para mantener al Barça en lo más alto del pedestal de la consideración internacional por sus méritos y dedicarle el triunfo a su amigo y conpañero Tito Vilanova. Lo demás era pura anécdota.


Deja tu Comentario