2016-10-04 18:10 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola pone en pie de guerra a los jugadores del City



Pep Guardiola ya ha adaptado a su gusto el Manchester City. El entrenador catalán quiere hacer algo grande en el equipo inglés y para ello necesita que le dejen trabajar a su gusto, teniendo completa luz verde para gestionar, decidir y mandar en el club. Guardiola lo vigila y controla todo, con la finalidad de que sus jugadores puedan dar lo mejor de sí mismos en el campo. Pablo Zabaleta, lateral derecho del equipo, cuenta algunas de las anécdotas más peculiares que ha implementado Guardiola desde que llegó a Manchester. El argentino asegura que "se aprende muchísimo de su pasión por el fútbol", pero también deben pasar por el aro de todo lo que les exige. Zabaleta explica que Pep obliga a los jugadores a desayunar y a almorzar en el club. Y que en las concentraciones están incomunicados: “nos cortó el internet, estamos incomunicados ni siquiera el 3G nos funciona en el móvil". Métodos algo exagerados, pero que a la larga dan resultados, como se pudo comprobar en su etapa en el Barça y en el Bayern de Múnich.

Guardiola encandila a sus jugadores

"Siempre soñé con ser entrenado por los mejores entrenadores, y hoy tengo la posibilidad de trabajar con uno de los mejores. Realmente uno aprende muchísimo sobre todo de la manera en que vive. Más allá de los conocimientos, por la pasión con la que vive el fútbol”, explicó Zabaleta. Pese a las obligaciones, la plantilla va a una con su entrenador. Guardiola se gana el respeto del vestuario.




Deja tu Comentario