2014-03-13 23:03 Real Madrid Por: Administrador

Guardiola quiere debilitar al Madrid llevándose a su pulmón



Carlos Muñiz

Podemos tener un final de temporada entretenido porque el espectáculo que está ofreciendo el Real Madrid no pasa desapercibido fuera de nuestras fronteras y los cracks blancos están en el candelero. Es el caso de Luka Modric, que está desarrollando una temporada sencillamente extraordinaria. Según cuentan en Alemania, Pep Guardiola está siguiendo muy atentamente la evolución de la estrella croata en el equipo blanco y ha propuesto a la directiva del Bayern su fichaje para cubrir la baja segura de Toni Kroos en el equipo bávaro al término de la temporada.



Guardiola ya intentó llevarse a Modric al Barcelona cuando éste jugaba en Croacia y él dirigía al Barça. Entonces el Tottenham Hotspurs ganó la puja con una oferta superior y el técnico catalán se quedó con las ganas de incorporar a Modric a su tiki taka. Por lo visto, el interés de Guardiola por Modric no ha decrecido y Pep está dispuesto a volver a la carga.

Sin embargo, Modric tiene contrato hasta 2017 y el Real Madrid no pondrá fácil su marcha porque no es un club vendedor y Modric ahora mismo es una de las piezas básicas del esquema de Ancelotti. Muy desorbitada tendría que ser la oferta para que el Madrid se dignara a atenderla, por lo que a Pep sólo le queda el recurso de convencer al jugador para que se declare en rebeldía y exija su marcha del Real Madrid, algo que en este momento suena a utópico dado que Luka y su familia son felices en Madrid y profesionalmente está viviendo su mejor época como futbolista.

De las ganas de enredar en el Real Madrid que tiene Guardiola sólo puede extraerse una posibilidad, que consiga que el club blanco le mejore el contrato para garantizarse su continuidad en el equipo y se olvide de las ofertas. Difícilmente ocurrirá más que eso.




Deja tu Comentario