2015-05-11 22:05 Real Madrid Por: Administrador

Guardiola se ríe y humilla a sus admiradores de la prensa



Sergio Marco

Pep Guardiola, muy catalán y muy patriota él, se ha comportado de forma grosera con los enviados especiales de la prensa catalana al Bayern Múnich - FC Barcelona. Hace siete años que Pep va dando vueltas por Europa y sabe de sobras cómo funcionan las ruedas de prensa previas a los partidos. Y, sabiéndolo, ha programado la rueda de prensa del Bayern-Barça a las once de la mañana, justo cuando los enviados especiales de la prensa catalana estaban volando con la expedición del Barça a Alemania. Y él lo sabía, que para eso tiene a su equipo de secretarios particulares que le informan de todo. 



De esta manera evitaba a los suyos, a sus fieles. Bastante tiene ya que lidiar con los alemanes, que no le perdonan una y se lo cuestionan todo, como para aguantar a los pelotas de la prensa catalana, debe haber pensado. Y como le comen en la mano, les ha despreciado olímpicamente programando la rueda de prensa a una hora en la que no pudiera asistir la gente de casa. Seguramente por aquello de que no está en condiciones de sacar pecho por nada. Guardiola no concede entrevistas personalizadas y lo mínimo que podía esperarse de él es que tuviera las luces y la educación suficiente para esperar a sus paisanos para que su mensaje llegara claramente, incluso en catalán.

Pero los ha ninguneado y muchos se han quedado sin rueda de prensa. No es que se hayan perdido mucho. El discurso de Guardiola es siempre el mismo, el de la falsa modestia que no se corresponde con la evidente soberbia que ha demostrado con la prensa que se supone tiene dominada. De cualquier forma, hoy Guardiola ha perdido efectivos en el ejército de pelotas que le ríen las gracias. A más de uno no le ha hecho ninguna gracia su última fechoría. Nunca es tarde para conocer a las personas.


Deja tu Comentario