2014-08-02 11:08 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola también deja tirado a Víctor Valdés



Joan Tubau 

Víctor Valdés tenía prisa por abandonar el FC Barcelona. Tenía necesidad de conocer nuevas culturas y de disfrutar con contratos más generosos que el que el ofrecía el club blaugrana. Él lo resumió con que queria sentirse valorado. La mala suerte se ha cebado con él y la lesión le ha dejado sin equipo. El Barcelona se ha interesado por él y le ha ofrecido la posibilidad de seguir en el club, al menos mientras dure su recuperación. Pero el portero ha rechazado también esta propuesta confiado en que su historial le permitirá encontrar equipo. Pero no lo encuentra.

Después de que el Mónaco le dejara tirado dudando de su recuperación, la última decepción se la ha llevado Valdés con Pep Guardiola, que ha admitido que quiere en el Bayern a un nuevo portero para estimular la competencia con Neuer. A Valdés se le abrieron las puertas del cielo, pero se le han cerrado de nuevo al asegurar Pep que el perfil que busca no es precisamente el de Valdés.



Tal y como está la situación, no sería de extrañar que Valdés no encuentre a nadie que le quiera en su plantilla y se vea obligado a volver al Barça con el rabo entre las piernas y consciente de que la plantilla tiene dos nuevos porteros y que él ya no cuenta. El club está dispuesto a ayudarle. Ahora hace falta que él quiera ser ayudado. Su despedida por carta de la afición acabó por estropear aún más entre la afición la imagen de un portero que debería ser recordado como legendario y que pasará a la historia por su extrañas decisiones.


 

Deja tu Comentario