2012-09-13 13:09 Real Madrid Por: Administrador

Guardiola tampoco quiere un Barça multicultural



Un gesto que contrinuye aún más a acercar al club blaugrana a una función de símbolo político, justo lo contrario de lo que es realmente, un simple club deportivo que, dicho sea de paso, es tan grande e histórico por haber ganado tantos títulos en la Liga española.

Lo que sucedió ayer vuelve a colocar al Barça en el disparadero de la polémica por la constante utilización de su imagen como elemento potenciador de una Cataluña independiente, una reivindicación perfectamente loable pero que no encaja en una institución que debe recordar que tiene miles de seguidores fuera de dicha región e incluso, fuera de España. Toda esa masa social no es ni se siente catalana y, por tanto, se ve una y otra vez marginada por su propio equipo, tal y como contamos ayer.



Guardiola, que se encuentra en Nueva York disfrutando de un año sabático, fue directo y claro a través de un vídeo que se mostró en los actos celebrados ayer en la ciudad Condal. En él se le pudo ver mostrando una cartulina verde a través de la cual manifestaba su apoyo a la independencia catalana, acompañando dicha imagen de una frase: "Aquí tenéis un voto más". El ex entrenador culé fue recordado también en numerosas pancartas a lo largo de la manifestación.

Sandro Rosell y otros directivos participaron en los actos reivindicativos. Las palabras de Carles Vilarrubí, vicepresidente culé, no pudieron ser más reveladoras: "El Barcelona es una institución que no puede quedar al margen de la realidad del país". Habrá que preguntarle a los cientos de miles de aficionados barcelonistas no catalanes o extranjeros qué sienten cuando observan al club de sus amores y a su entrenador fetiche reivindicar algo que en lugar de tenderles el brazo cierra de puertas para dentro, identificando el sentimiento culé sólo con una parte concreta y delimitada del amplio espectro barcelonista. Parece que Pep tampoco desea un Barça universal y cosmopolita.


Deja tu Comentario