2011-12-15 14:12 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola: ¡Van a por ti!



La gota que ha colmado el vaso de la paciencia de Guardiola ha sido la información de Marca que aseguraba ayer que el Barça le abre la puerta a Villa para que se vaya. Guardiola entiende que este tipo de informaciones sólo pretenden alterar el orden, la paz y la armonía que reina en el vestuario blaugrana, dado que Villa está rindiendo a plena satisfacción, tal y como ha manifestado en repetidas ocasiones, independiente de si marca o no y si juega o no. Guardiola, que conoce bien el percal porque ya lleva muchos años metido en este negocio, entiende que detrás de esa información, o de la de As, en la que se pretendía dar a entender que él derrocha más que Mourinho el dinero en fichajes, se esconde un oscuro interés por sembrar cizaña en un equipo que domina el panorama español e internacional de forma insultante.
Poco antes del clásico el mismo diario Marca publicaba una declaración de intenciones detrás de un decálogo muy explícito: "Las 10 claves de Mourinho para ganar al Barça", se titulaba el artículo. Y éstas eran: 1. No recibir un gol o, por lo menos, el primero del partido. 2. Que el público haga del Bernabéu todo un infierno. 3. Hay que olvidarse del árbitro. Ojo con las tarjetas. 4. Aprovechar la fortaleza del juego aéreo blanco. 5. No hay que perder de vista el balón ni un segundo. 6. Cerrar bien los espacios, marcajes escalonados. 7. Intensidad, presión, verticalidad y mucho ritmo. 8. Esfuerzo extremo y movilidad para agotar al Barça. 9. Concentración y coordinación de movimientos. 10. Autoestima. no hay que jugar con ansiedad.
No dieron ni una. Ni siquiera marcando el primer gol. Pero lo que cuenta es la intención. Marca y Guardiola ya se las habían tenido con anterioridad, especialmente en la época de Eduardo Inda como director, el mismo que se atrevió a publicar que "A Messi hay que pararle por lo civil o por lo criminal". Guardiola le recriminó la expresión y el ex director del periódico inició una cruzada especialmente agresiva contra el técnico blaugrana, de ahí que Pep prohibiera a Messi y Víctor Valdés ir a recoger el premio que les concedieron como Mejor futbolista de la temporada pasada y comoTrofeo Zamora.
Lo que sorprendió a Guardiola es que sí acudiera a la cita Sandro Rosell, que justificó su presencia diciendo que "cuando nos tienden la mano, nosotros siempre la cogemos". Y luego añadiría que "Marca está haciendo mucho por mejorar las relaciones Madrid-Barcelona". Es posible, lo que queda claro es que las relaciones del diario madrileño con el entrenador del Barcelona no han mejorado, y ya que el presidente se encuentra ahora ocupado con su equipo de doce directivos dando vueltas por la geografía japonesa, Pep ha decidido ofrecer una declaración institucional marcando una línea de comunicación del club opuesta a la que sigue el presidente. Sabe que van a por él y si nadie les para los pies, está dispuesto a plantar cara a pecho descubierto y, si es preciso, en solitario.
Continuará.


Deja tu Comentario