2011-03-09 12:03 FC Barcelona Por: Administrador

Guardiola volvió a ganarle la partida a Arsène Wenger



Nueva lección magistral de Pep Guardiola ante uno de los entrenadores mejor considerado dentro del panorama futbolístico. El de Sampedor apostó por una defensa formada por tres defensas, como fueron Mascherano, Abidal y Busquets, permitiendo así, que tanto Alves como Adriano pudieran campar a sus anchas por sus respectivas bandas.

El equipo de Pep Guardiola se mostró muy sólido en defensa, ya que el Arsenal no chutó a puerta ni un sola vez y tampoco dejó que los ‘gunners’ pudieran combinar y asociarse entre ellos. Lo dejó muy claro el propio entrenador en la sala de prensa: “No dejamos que hicieran más de tres pases seguidos”. La presión asfixiante de los blaugranas fue la clave de que no lograran acercarse a la portería defendida por Víctor Valdés.

Arsène Wenger quedó retratado una vez más, y en entredicho un proyecto muy poco competitivo que no logra ganar títulos ya que lleva 6 años sin hacerlo. El entrenador francés de nada le sirvió jugar al despiste, asegurando una semana antes que Van Persie no estaría en el Camp Nou, para acabar alineándolo en el once titular.

El planteamiento defensivo que propuso Wenger fue también un auténtico fracaso. El famoso fútbol de toque y de posesión que defiende Arsène no es el que se vio anoche en el Camp Nou, donde el Arsenal se pareció en exceso al Inter que logró eliminar al Barcelona la temporada pasada. Sólo había un único matiz, y es que Wenger decidió adelantar su defensa en lugar de encerrarse atrás, lo cual es un auténtico suicido para cualquier equipo. No cada día es domingo, y el equipo ‘gunner’ acabó hincando la rodilla ante la superioridad blaugrana.


Deja tu Comentario