2013-05-20 19:05 Real Madrid Por: Administrador

¿Ha fracturado al madridismo José Mourinho?



Con el técnico luso se han modernizado las estructuras de dirección técnica del club. Se ha convivido durante tres temporadas con uno de los mejores preparadores del mundo. Con un hombre capaz de exprimir al máximo a sus jugadores, tanto es así que muchos ven en la Liga de los 100 puntos la mejor muestra de cómo sacar más del cien por cien del rendimiento de un grupo de futbolistas por su parte.

Sin embargo, Mou se va dejando una legión de periodistas enfrentados a él desde su aterrizaje en la Capital de España, y que se volvieron más virulentos en su contra con cada nueva temporada. También ha generado bastante animadversión entre buena parte del madridismo, que no ve en sus formas, sobre todo delante de los periodistas, un buen ejemplo para la imagen del club.



Una línea ideológica fuertemente combatida por parte de otro sector de la afición merengue, muy identificado con las ideas y los métodos del portugués. Gente que comulga con su manera de hacer y de decir las cosas, y que por ello aboga por su continuidad. Aunque no en todos los casos, muchos de estos madridistas 'pro Mou' son también muy críticos con el vestuario blanco, especialmente con sus futbolistas nacionales y con aquellos que llevan muchas temporadas en la entidad, como Sergio Ramos y, sobre todo, Iker Casillas.

Creen estos hinchas que las diferencias entre el capitán del equipo y Mourinho son un fiel reflejo de una costumbre que ciertos pesos pesados han mantenido, siempre según ellos, a lo largo de la historia del club, "manejando" las decisiones deportivas del mismo en cuanto a privilegios, decisiones técnicas y tratos de favor hacia los jugadores.

Sin entrar a valorar estos dos modos de entender al Madrid, queda una pregunta para el lector, una duda cargada de preocupación: ¿Ha dividido al madridismo Mourinho? Parece una afirmación exagerada. Pero ciertos detalles acontecidos en las últimas semanas, ciertas discusiones a viva voz entre aficionados merengues delante de las cámaras de televisión, o a través de cánticos y silbidos en las gradas, ponen de manifiesto que hay dos corrientes de opinión completamente enfrentadas. Lo lógico sería que el tiempo calmase estas diferencias. Por el bien del madridismo.




Deja tu Comentario