2014-06-09 19:06 Real Madrid Por: Administrador

Habrá desbandada general en el Castilla



Carlos Muñiz

El Real Madrid tiene que replantearse el futuro inmediato del Castilla después de consumarse ayer el descenso a Segunda B. La secretaría técnica tiene que valorar con qué jugadores de la actual plantilla puede hacer frente el próximo año al reto ineludible de volver a la categoría de plata, sin olvidar que Carvajal, Jesé o Morata se hicieron un hueco en el primer equipo después de pelearse por los campos de Segunda B.



Buena parte de los integrantes de esta plantilla no han sido capaces de echarse el equipo a la espalda para solventar la situación de peligro de descenso. Para alcanzar el primer equipo hace falta un espíritu indomable, un carácter ganador que no se ha visto en el filial en la presente temporada. Es cierto que las decisiones arbitrales han privado al equipo de una serie de puntos que le hubiera otorgado la salvación sin problemas, pero se han dado demasiadas oportunidades que no han sido aprovechadas. Por otra parte, los fichajes realizados, lejos de potenciar la plantilla, la han debilitado. Y la prueba es que, como hoy apunta Marca, los fichajes de Ramón Martínez no han solucionado absolutamente nada: Pulido, 1360 minutos; Kiko Femenía, 302; Cristian Gómez, 432; Rozzi, 316 y Pablo Felipe, 69.

Ahora toca recomponer la plantilla, conservar el talento innato que hay en este equipo (Pacheco, Quini, Llorente, Casado, Lucas), jugadores que lo tienen todo para llegar al primer equipo, pero necesitan rodearse de otro tipo de futbolistas que aporten el músculo que no ha tenido el equipo esta temporada. Es necesaria una limpieza a fondo para preservar los diamantes en bruto que se esconden en este equipo, que podrán seguir progresando, si están mejor acompañados, para seguir con la progresión que debe llevarles a cumplir su sueño de debutar en el primer equipo.


Deja tu Comentario