2013-05-10 14:05 FC Barcelona Por: Administrador

Habrá festival Messi en los cuatro partidos que restan



Joan Tubau

En la pasada temporada Leo Messi se adjudicó el pichcihi anotando la friolera de 50 goles, récord absoluto en la historia de la competición, una cifra a la que ni de lejos se han acercado pichichis ilustres como Zarra, Di Stéfano, Puskas, Quini, Kempes, Hugo Sánchez o Cristiano Ronaldo. Las cifras de Leo son tan espectaculares que el pasado año él solito logró más goles que trece de los equipos que compitieron con él en la Primera División. Este año, con 46 goles contabilizados en la jornada 34, supera el total ofensivo de otros doce equipos.



Leo se ha marcado como objetivo en estos cuatro últimos partidos superar su récord de 50 goles. Precisa marcar cuatro para igualarlo y cinco para superarlo. La empresa parece al alcance de su mano porque necesitaría alcanzar un promedio de algo más que un gol por partido, nada que para él pueda resultar imposible.

Por eso lo que queda de campeonato puede convertirse en un festival de Messi en su carrera por batir su  propia marca goleadora. Ya sólo le queda luchar contra sí mismo, porque los rivales han arrojado la toalla. Messi conseguirá su tercer pichichi este año. El primero lo logró en la temporada 2009/10 con 34 goles en 35 partidos. El segundo llegó la temporada pasada con 50 goles en 31 partidos, lo que arroja un promedio de 1,61 goles por partido. De esta manera Leo hacía trizas el efímero récord marcado por Cristiano Ronaldo el año anterior, cuando se llevó el pichichi anotando 41 goles en 34 partidos (1.21 de promedio) beneficiándose también de la generosidad arbitral con los penaltis.

Messi tiene cuatro asaltos para seguir haciendo historia con marcas inalcanzables: en el campo del Atlético de Madrid, uno de los equipos que más goles han recibido del argentino, en casa ante el Valladolid, en Cornellà frente el Espanyol y, finalmente, en casa ante el Málaga. Los 50 goles están a punto de pasar a mejor vida como récord.




Deja tu Comentario