2014-03-20 20:03 FC Barcelona Por: Administrador

Hace mucho tiempo que el Real Madrid dejó de ser un equipo "español"



Pedro Riaño

El hambre es muy mala. Y por esos pagos sufren de hambre atrasada en el asunto de los titulos y en la cuestión de la "españolía" del en otros tiempos "equipo de España". El otro día, para defender en el Bernabéu un 1-6 y reservar a sus cracks de cara al clásico, Carlo Ancelotti decidió dar entrada en el equipo ante el Schalke a un puñado de jugadores con los que no cuenta para nada con el fin de ver qué tal. Y el hecho ha sido recibido con fanfarrias por quienes forman la comisión de festejos de Pérez, especializados en el difícil arte del masaje a conciencia.

En la web de los masajes se puede leer: "Este Madrid enamora por su juego, por sus victorias y por el gran momento de forma que atraviesa, pero también lo hace porque muchos de sus jugadores son nacidos en España. El madridismo llevaba años esperando a un Madrid plagado de españoles y parece que lo va consiguiendo poco a poco". Efectivamente, llevaba años, muchos años apostando por lo de fuera mientras la selección española se hacía grande con mayoría absoluta blaugrana. No hace falta recordar el daño que Mourinho le hizo al fútbol español aniquilando a los jugadores locales de su alineación, en la que sólo tenían cabida un portero, Sergio Ramos, Xabi Alonso y Arbeloa a veces. Mourinho puteó a Casillas, sabiendo el quebranto que producía en la selección española e ignoró a Albiol, que era y sigue siendo fijo en la mejor selección del mundo, para poner en su lugar a portugueses, franceses o lo que hiciera falta. Y el gran Jesé, que el año pasado no era peor que ahora, no era más que un cero a la izquierda con él.



La cuestión es que el Real Madrid, al margen de ningunear a su cantera, ha despreciado olímpicamente con Pérez en la presidencia al producto nacional bruto fichando Coentraos, Casemiros, Öziles y compañía mientras se escapaban los Silva, Cazorla o Negredo, que ya era blanco. Ahora suenan las campanas porque en un partido de chirigota Ancelotti decide dar una oportunidad a los "malos" y el Real Madrid se llena de españoles. Hasta ocho en el equipo titular. ¡Qué barbaridad! ¡Un jamón para Ancelotti! Aunque, eso sí, de los ocho, cinco de la cantera.

Pero eso no era más que una realidad virtual, de esas que nos pinta Tomás Roncero con tanta gracia, porque el domingo el Barça visita el Bernabéu y la españolidad del Real Madrid volverá a menguar. Ni ocho, ni siete, ni seis, ni cinco. Diego López, Carvajal, Sergio Ramos y Xabi Alonso. ¡Dos de la cantera! Junto a ellos, dos portugueses, un brasileño, un argentino, un galés, un francés y un croata. ¡Viva la españolidad del Real Madrid!

Ell Barcelona irá el domingo a jugarse la Liga en el Bernabéu con sus mejores galas. Y sus mejores galas incluyen a ocho jugadores de la cantera. ¡Ocho! Valdés, Piqué, Alba, Busquets, Xavi, Iniesta, Cesc y Messi. Junto a ellos, dos brasileños y un argentino. Esa es la diferencia. La propaganda blanca hace sonar las campanas cuando en un partido de pandereta del Real Madrid se juntan ocho españoles. En el Barça eso es la norma. Incluso con Tito Vilanova, el pasado año, el Barça llegó a disputar un partido oficial de Liga con los once jugadores formados en los equipos inferiores del club.



Por eso suena a cómico y divertido comprobar que el detalle que tuvo Ancelotti con los "malos" en un partido de solteros contra casados es recibido con salvas de honor recordando que "hacía 18 años que el Madrid no jugaba con 8 españoles en fase de K.O de Champions. Fue en Marzo de 1996, en el encuentro de ida de los cuartos de final contra la Juventus, y los blancos pusieron en liza a un equipo casi plenamente nacional". Y lo bueno del caso es que para la web de nombre que recuerda a Pepe, los "malos" de Ancelotti son "un auténtico 'equipazo' nacional que bien podría ser campeon del mundo en Brasil con la camiseta rojigualda".

Habría que preguntar qué le ponen al café con leche del desayuno. A ver si van a pensar que Del Bosque va a ir a Brasil con Carvajal, Nacho Illarra, Isco o Morata. ¿Si no juegan en el Madrid, cómo van a jugar con España? La temporada pasada la acabaron en blanco y ya se ven campeones del mundo con sus suplentes. Que no pierdan el tiempo. España, como ya es tradicional en el fútbol contemporáneo, tirará de Barça, con mayoría absoluta, para intentar mantener el nivel que el estilo y los jugadores del Barça han aportado para hacer de La Roja la mejor selección de Europa y del mundo. Lo miren como lo miren, esto es así. Del Bosque y sus listas de seleccionados son la prueba del algodón de que el Real Madrid hace tiempo que perdió el tren de la "españolía".

¿Con cuántos españoles saldrá el Real Madrid a jugar contra el Barcelona? Pues eso. En el entorno flautista del club blanco  sobran realidad virtual y fanfarrias.

 


Deja tu Comentario