2012-01-19 23:01 Real Madrid Por: Administrador

Hacer borrón y cuenta nueva



No se puede ocultar que la derrota de este miércoles en el Bernabéu ha hecho mucho daño al Real Madrid. Los blancos volvieron a tropezar con la misma piedra y tendrán que analizar minuciosamente donde están los fallos que les han hecho salir escaldados de nuevo de su enfrentamiento contra el eterno rival.

En estos momentos el equipo se tiene que mantener unido. Son líderes hegemónicos del campeonato liguero con cinco puntos por encima del Fútbol Club Barcelona, y el domingo toca un duro chance contra el Athletic de Bilbao, por lo que el grupo ahora más que nunca debe ser un piña y no perder el trabajo acumulado.



Mourinho tendrá que ser el cicerón que remonte el vuelo de este equipo. El portugués parece no haber encontrado la tecla para derrotar al eterno rival desde que llegó al banquillo madridista, y tendrá que seguir probando para hacer frente a la tempestad. El técnico portugués tiene ante sí una dura misión, hacer creer a los suyos que con casta y tesón se puede levantar el vuelo y hacer frente al Barcelona.

El entrenador madridista tiene siete días para dar la vuelta a la tortilla y conseguir pasar la eliminatoria ante el Barcelona en el Camp Nou. Si el míster luso consiguiera ese hito lograría acallar muchas voces críticas que hoy se alzan contra él y su planteamiento táctico. Tiene siete días por delante para arengar a los suyos, sacar conclusiones y plantear un partido que se le ponga favorable desde el primer minuto. Es una misión complicada, pero no se puede dudar de un entrenador que lo ha conseguido casi todo en el mundo del fútbol.

Animar y convencer a los jugadores de la posible victoria será su trabajo. Este jueves toca reflexionar y ver que se hizo mal. Hay que asumir los errores y comenzar de nuevo una batalla que parece que no les dará una sola tregua en lo que resta de campaña.




Deja tu Comentario