2012-01-21 10:01 Real Madrid Por: Administrador

Hasta Gaspart se atreve con Pepe



Como si nadie hubiera roto nunca un plato, todo el que ha tenido la oportunidad se ha metido con el comportamiento de Pepe durante el clásico de la ida de los cuartos de la Copa del Rey. Un comportamiento condenable, por supuesto, pero no por cualquiera. Ramón Calderón, Manolo preciado, Wayne Roney, entre otros, no se han cortado al expresar sus opiniones.

En lugar de preguntarles se les debería decir a todos ellos qué intereses les mueven para hacer las afirmaciones que se han atrevido a expresar en las horas posteriores al encuentro. Lo mismo que a Joan Gaspart, una persona que fue capaz de movilizar al barcelonismo para que la visita de Luis Figo al Camp Nou fuera de las más hostiles que se recuerdan en el mundo del fútbol con botella de whisky y cabeza de cochinillo incluidas.



El mismo al que ahora le ha dado por hablar de algo que no le incumbe. Porque a Roney y a Preciado se les puede perdonar, pero no a Gaspart, una persona que de moral precisamente no puede presumir. "Todavía tiene tiempo de sancionarle", ha declarado el vicepresidente de la Federación Española de Fútbol. "Si casi le rompes la mano y después le dices si se ha molestado...Está claro que se ha molestado y se ha ofendido. Pepe debe pedir disculpas de verdad", ha añadido Gaspart, a quien parece que no es suficiente las disculpas que ha pedido Pepe. "La sanción será la que sea, si es que hay sanción, pero por mí esto no es lo más importante, lo más importante es que una persona y un jugador reconozca que se ha equivocado y lo diga públicamente", ha subrayado.


Deja tu Comentario