2013-08-30 10:08 FC Barcelona Por: Administrador

Hasta las narices de las patadas



Los jugadores del Barça están hartos. Hartos de golpes, patadas y malas artes que pueden propinarles los rivales con total impunidad porqué quien tiene que castigarlo, no lo hace.

El detonante de las quejas ha sido la Supercopa de España, no por el juego del Atlético de Madrid, que gustó, y mucho, en el vestuario del Barcelona, si no porqué los árbitros no evitaron en ningún momento que los colchoneros pasarán la pequeña línea roja que separa el juego de contacto con el juego duro. Una línea que los jugadores del Atlético pudieron traspasar a voluntad.



Y lo peor de todo es que la plantilla del Atlético se siente perjudicada. ¡Pero si cuando expulsaron a Filipe Luis el Barça llevaba 3 amarillas por una de los colchoneros!

De todos modos, las quejas del vestuario no van dirigidas a los jugadores del Atlético, más bien lo contrario, Mascherano elogió el gran juego defensivo madrileño: No te conceden nada, es un equipo muy bueno defensivamente y muchas veces quieres pero no puedes. En los dos partidos han hecho un gran trabajo defensivo. No nos han dado espacio, lícitamente nos han cortado el juego y me parece perfecto”.

Las quejas van dirigidas a los árbitros, y es que desde el vestuario no se puede entender que a principio de temporada un “árbitro venga a explicarnos un criterio para las amarillas que no aplican. Son palabras vacías”, según Gerard Piqué. “Es inexplicable recibir 14 faltas en 45 minutos y sacar solo una amarilla. ¿Cuántas faltas ha hecho Gabi?”, apuntilló el central.




Deja tu Comentario