2012-09-30 20:09 Real Madrid Por: Administrador

Hasta Mateu Lahoz se pasa al bando enemigo



Volvemos a las andadas. En Sevilla vimos algo que ya hemos vivido antes y que al parecer esta temporada se va a volver a repetir, y es que parece que el Barça debe ganar los títulos por decreto, y ayer Mateu Lahoz dejó constancia de ello. El Sevilla ganaba 2-1 y se veía que a los culés les iba a costar sacar el partido adelante. Más bien la derrota estaba casi consumada, pero ahí apareció el invitado sorpresa, Lahoz. Primero con la expulsión rigurosísima a Medel, tal y como aseguran incluso "Marca", "As" y algún que otro rotativo catalán. "As" incluso recuerda que el expulsado podría haber sido Cesc por simular la agresión.

Pero no había suficiente con la expulsión, ya que  en los últimos minutos del partido la situación se le fue de las manos al colegiado cuando le perdonó a Thiago Alcántara unas manos claras en medio de la jugada del gol del empate. Un tanto que tampoco debería haber subido al marcador, con lo que veríamos que hubiera pasado sin la amable ayudita de Lahoz.



Al parecer no ha sentado nada bien en la Federación que el Real Madrid lograra en dos años ponerse al nivel del Barça y así lo demuestran los arbitrajes, que jornada tras jornada confirman la rabia que se le tiene al mejor Madrid de la historia. Tampoco gusta mucho a la RFEF Mourinho y ven en esta una buena forma de ajustarle cuentas al mejor técnico de la Liga, no sea que Tito Vilanova no llegue a los mínimos exigidos.

Decepción. Esa es la palabra que nos viene a la mente cuando vemos una competición tan adulterada como la Liga Española, en la que hasta los árbitros en los que se podía confiar por su profesionalidad  se dejan manipular a la primera de cambio. Y es que hasta Mateu Lahoz, el único árbitro que hasta ahora había demostrado sentido común, ayer se pasó al lado oscuro, del que muy difícilmente se puede volver.




Deja tu Comentario