2013-07-17 10:07 Real Madrid Por: Administrador

Hay cola para pedir aumento de sueldo



Florentino Pérez tiene trabajo este verano en el Real Madrid. Después de cerrar (salvo sorpresa) el capítulo de fichajes, tendrá que lidiar con un nutrido número de jugadores que pasarán por su despacho en busca de una mejora de contrato o una renovación.

Aumentos. En este apartado se encuentran Mesut Özil y Sergio Ramos. El internacional alemán ha trasladado al club su interés por cobrar 7 millones de euros, según desvela El Confidencial. Supondría triplicar su salario actual. Desde los despachos "no ven claro", explica el medio digital, esta operación. De momento, ya han dejado caer un posible interés del Bayern de Munich y del Chelsea. En el caso del internacional español, también pidió una reunión con el presidente. Amplió su contrato hasta 2017 pero su rol en el equipo es mucho mayor ahora.



En el trasfondo de estos movimientos están los 10 millones de euros que cobra Kaká, un jugador que no juega pero que es el segundo mejor pagado de la plantilla sólo por detrás de Ronaldo. Muchos miembros del Real Madrid lo consideran injusto.

Renovaciones. Las que más prisa corren son las de Cristiano RonaldoJesé. El crack portugués deshoja la margarita y ve llegar a su mesa ofertas de clubes europeos cada vez más suculentas. Quiere seguir en el Real Madrid y Florentino ha mostrado el mismo deseo. Parece que la gira por Estados Unidos es el momento elegido para cerrar de una vez por todas este culebrón. En el caso del joven canario, aún está de vacaciones después de disputar el Mundial Sub-20 en Turquía y a su vuelta el presidente del Real Madrid  tratará de llegar a un acuerdo. El Real Madrid le ofrece un sueldo de 1,2 millones de euros por temporada pero el delantero quiere sentirse importante en el proyecto de Carlo Ancelotti.

Con más calma tratará la situación de Xabi Alonso. Termina contrato en 2014 y el Real Madrid quiere plantearle una amplicación de un año con opción a otro. El tolosarra tiene 31 años y su prioridad es continuar en el club blanco. Desde los despachos confían en la palabra del centrocampista y la llegada de Illarramendi aporta un plus de tranquilidad.




Deja tu Comentario