2012-11-01 18:11 FC Barcelona Por: Administrador

Hay cosas peores que pisar la mano de un rival



Pérez Lasa, el colegiado del último Rayo Vallecano-FC Barcelona, recogió en el acta arbitral el detalle de que Paco Jémez, el técnico del Rayo, presenció el partido desde la boca del túnel de vestuarios después de ser expulsado. Ante tamaño desacato y desprecio al reglamento, el Comité de Competición ha decidido castigarle con un partido de sanción.

Resulta sumamente preocupante que el Comité de Competición aplique el peso de la ley sobre infracciones al reglamento cuya incidencia en el juego es nula mientras que pase por alto agresiones captadas con claridad por las cámaras de televisión sin atreverse a actuar de oficio. Es el caso del pisotón alevoso que Pepe aplicó sobre la mano de Messi. La imagen fue captada por todas las cámaras y existían pruebas evidentes de que un futbolista del Real Madrid había infringido el reglamento. Sin embargo, la jugada y el comportamiento del jugador madridista quedó impune. Los árbitros y los comités están más pendientes de lo que sucede en los banquillos y de lo que se le pueda decir al colegiado desde allí que de aplicar el reglamento de verdad.



Suena a tomadura de pelo que Paco Jémez sea castigado con un partido mientras las fechorías de algunos jugadores quedan impunes.


Deja tu Comentario