2014-04-15 23:04 Real Madrid Por: Administrador

Hay lío con la lesión de Cristiano Ronaldo



Carlos Muñiz

Se debatió anoche en El Chiringuito. La lesión de Cristiano Ronaldo puede traer cola. Manu Sainz dijo: "Ha habido fallos con otros jugadores que no trascienden tanto y el colmo ha sido el caso de Cristiano Ronaldo, que tenía fe ciega en los médicos del Real Madrid pero ha perdido la confianza y por eso se ha ido con un fisio que trata a Pau Gasol y a Falcao". Cristiano está molesto porque no recibió información fiable de los médicos del club desde el primer momento. El periodista añadió anoche: "Al principio se habló de una tendinitis, luego sufrió una rotura de fibras y él siguió trabajando en la tendinitis. Le dijeron que siguiera potenciando y haciendo pesas y con eso la rotura lo que hizo fue empeorar. El día de Dortmund hizo un sprínt y ahí es cuando se resiente". El periodista añadió que dentro del club se producen enfrentamientos entre unos médicos y otros, lo que ha llevado a generar desconfianza entre los futbolistas de la plantilla, de ahí que Cristiano acudiera a un famosos especialista en Oporto para calibrar el alcance real de su lesión.



Diego Torres, por su parte, explica en El País que "en Valdebebas creen que Cristiano resistió tratándose con especialistas ajenos al Madrid (médicos y fisioterapeutas de su confianza), sin que lo supieran los médicos oficiales. Aguantó porque le encanta competir y porque, como apuntan sus compañeros, le obsesionan los récords individuales. Mientras tanto, el deterioro de la rodilla izquierda se agudizó. Hay empleados en Valdebebas que ponen en duda que Cristiano haya desarrollado una contractura después de una semana de descanso, pues apenas se entrenó entre la ida y la vuelta de los cuartos de la Champions. Mucho más inverosímil les parece la versión de la rotura, pues tocó balón el domingo 6 de abril, y eso es impensable con un desgarro".

Diego Torres se apunta a la teoría de la división entre los médicos del Real Madrid: "Las versiones son discordantes. Ancelotti aseguró durante dos semanas que el jugador no tenía nada 'preocupante', nada que le impidiera jugar con 'normalidad'. Por su parte, algunos de los médicos que tratan al futbolista, en unos casos han señalado la existencia de una rotura fibrilar y en otros de una contractura muy fuerte en la parte posterior del muslo izquierdo".

El jugador está preocupado porque llega renqueante al tramo final de la temporada, cuando se ventilan los títulos, y teme que sus problemas físicos puedan influir en su rendimiento en el Mundial que da comienzo dentro de dos meses.




Deja tu Comentario