2014-01-18 19:01 FC Barcelona Por: Administrador

Hay un Messi de antes y otro de después de Argentina



Fede Peris

El regreso de Messi a los terrenos de juego no ha sido como el de otro futbolista cualquiera. La estrella barcelonista ha vuelto a despertar sel optimismo en los aficionados, a llenar sus ojos de ese brillo especial del que todo lo puede. Dos meses fuera y un entrenamiento exhaustivo durante un mes en su tierra, Argentina, han sido suficientes para recuperar la mejor versión del cuatro veces ganador del Balón de Oro.



El equipo ha sobrevivido sin él, eso es un hecho, líderes de la Liga, en cuartos de Copa y en octavos de final de la Champions. Pero su vuelta ha supuesto otro trofeo más y, como se afirma anteriormente no es una vuelta cualquiera, es un regreso triunfal, del que nunca quiso irse.

162 minutos disputados, progresivamente entre tres partidos y un bagaje de cuatro goles con el Getafe como su víctima preferida. Un gol cada cuarenta minutos, menos de una parte, números de maestro. Además, dos de esos goles no son goles de este mundo. Codina aún busca su disparo de la ida en el minuto 93, con un zurdazo plano inalcanzable para el canterano madridista. Y, su obra de arte, una más, en Copa y frente al Getafe, esquivando defensas como si de conos se tratasen hasta llegar a la portería. Codina aún tiene pesadillas.

Por esto y mucho más, el Barcelona se encomienda a Leo, que volverá a ser titular frente al Levante formando una tripleta mortal con Pedro y Alexis Sánchez.




Deja tu Comentario