2015-01-14 17:01 FC Barcelona Por: Administrador

Henry: "Vi lo mejor del Barça, pero creo que aprendí más de lo peor"



NO ECHA DE MENOS EL FÚTBOL


"Pues todavía no, porque aún no he cambiado el chip. En condiciones normales, ahora debería estar de vacaciones por el calendario de la MLS [Major League Soccer] y me siento como tal, de vacaciones. Cuando vuelva la Liga en Estados Unidos, en marzo, y yo me vea en casa, se me hará muy raro. Pero vi claro que me había llegado el momento de dejarlo, 20 años jugando a este nivel no es tan fácil: cada minuto, cada hora, cada día tienes que pensar en tu trabajo como futbolista. Yo tuve la suerte de jugar en grandes equipos y creo que no tengo nada que reprocharme. Tampoco le doy demasiadas vueltas al pasado porque siempre intenté dar lo máximo".

ETAPA AZULGRANA

"La gente sabe lo que representa para mí el Arsenal, eso es innegable, pero el Barça es distinto. Yo entendí qué significaba el ‘més que un club’ en mi segundo año. Antes lo veía, me lo decían, me lo intentaban explicar, pero no sabía en qué consistía eso. Hay que vivirlo para entenderlo. Yo vi lo mejor del Barça, pero creo que aprendí más de lo peor, de mi primer año, porque al fin y al cabo, todo lo saboreas más cuando comparas. Hay que sufrir antes de disfrutar, y yo disfruté tanto del año del triplete porque venía de una temporada muy difícil. Nunca, nunca en mi vida me voy a olvidar de la temporada de los tres títulos. Yo vine al Barça para ganar títulos, sobre todo la Champions, y eso no tiene precio". 

TRANSICIÓN RIJKAARD-GUARDIOLA

"Yo aprendí mucho de mi primer año. Fue el peor, pero me sirvió de mucho para conocerme mejor a mí mismo. Nunca es fácil llegar a un sitio nuevo, y entonces en el Barça estaban Ronaldinho, Messi, Eto’o y compañía. Podría haberme quedado en el Arsenal, pero siempre quise probar la aventura del Barça y el tiempo me dio la razón. No fue fácil: mucha gente se ha tenido que ir del Barça después de un año malo y reconozco que yo también tuve dudas cuando acabé mi primera temporada. La gente estaba enfadada y el ambiente en el club era raro. Pero hablé con Pep, tuvimos una gran conversación antes de las vacaciones de verano y gracias a él, decidí quedarme. La gente esperaba más de mí y uno tiene que saber adaptarse a eso, no puedes pretender que sea el club el que se adapte a ti. Me quedé y vivimos una temporada increíble. Si me llego a haber ido del Barça, nunca me lo habría perdonado. Me quedé y funcionó". 

2-6 AL REAL MADRID

"Ahora ya puedo hablar de todo aquello desde otra perspectiva: el 2-6 del Bernabéu es inolvidable. Yo entiendo que no soy culé de nacimiento ni de familia ni de tradición, pero ese día fui un barcelonista más. Yo ya lo notaba antes, el sentimiento de la afición que se identifica tanto con el club, pero ese día me acuerdo de volver al aeropuerto de El Prat y ver un montón de gente y pensar, ‘¡pero esto qué es, si aún no hemos ganado la Liga!’. La gente ya festejaba esa victoria como si fuese un título. Ahí me di cuenta de lo que era el ‘més que un club’ y de lo que supone ganar un clásico. El Barça es una cultura, una religión, algo más, es un club increíble. Por supuesto, después del Arsenal, es el club que más siento. Cada semana, me fijo en los resultados del Arsenal y del Barça".

FIN DE SU ETAPA BARCELONISTA



"En mis tres últimos meses jugué muy poco: es cierto que estuve tocado de la espalda, pero hay que decir la verdad: Pedro merecía jugar y por eso yo no jugué, de la misma manera que yo, en mi época, también pasé por delante de otro compañero para ser titular. Y sin embargo me sorprendió mucho cómo me trató la afición cuando celebramos aquella Liga [2009-10, la última temporada de Henry en el Barcelona), acabaron coreando mi nombre cuando yo no me lo esperaba para nada. Aquello me conmovió, venía de no jugar mucho y yo pensaba que la gente solo quería ver a Pedro. Fue una sorpresa muy agradable e inesperada".


Deja tu Comentario