2014-02-05 18:02 FC Barcelona Por: Administrador

Heynckes, exactamente igual que Mourinho pero al revés



Miguel Rico lo explica en su artículo de hoy en Mundo Deportivo: "Bartomeu, Rexach, Zubizarreta, Eusebio, Narcís Julià, Xavi Hernández, Sergio Busquets... y todos los que han trabajado cerca de Tito Vilanova, contuvieron como mejor pudieron la emoción que provocó el discurso de Jupp Heynckes en la Gala de Mundo Deportivo. El 'Balón de Oro' de los entrenadores, que quiso venir a Barcelona sólo para reconocer a Tito como el 'Entrenador del Año', conmovió a todo el mundo.

Heynckes, que terminó sus palabras ofreciéndose como un amigo para siempre, acabará siendo, también, un amigo para siempre de todos los barcelonistas que reconocen en el técnico alemán no sólo al ganador del triplete con el Bayern de Munich, sino también al merecidísimo Balón de Oro 2013' y, desde el lunes por la noche, un 'Corazón de Oro' como no hay otro igual, que se emocionó escribiendo, ensayando y leyendo el sentido discurso que dedicó a Vilanova.



Tito, fuera de Barcelona precisamente desde el lunes, conoció ayer todos los detalles de cómo Heynckes, aún entendiendo la ausencia de Vilanova, sólo lamentó no haber podido abrazarle personalmente. Jupp, más allá de sus palabras, le trajo desde Munich el reconocimiento del Bayern en forma de un regalo oficial (un reloj con el escudo del Campeón de Europa) y una carta personal de Karl Heinz Rummenigge y Uli Hoeness, que Tito va a recibir inmediatamente y que, a estas horas, seguramente ya habrá agradecido personalmente a su amigo para siempre, Jupp Heynckes.

Y es que, ayer mismo, Tito buscó y encontró el teléfono de Heynckes para poder decirle al oído todo lo que no pudo decirle en persona. Mientras tanto el Barça, aún impresionado por el gesto y las palabras del técnico alemán, decidía colgar en su web el discurso íntegro y reproducir en Barça TV un parlamento inolvidable que sitúa a Heynckes persona, incluso por encima de la grandeza que ha mostrado como entrenador".

Heynckes y Mourinho. Los dos han sido entrenadores del Real Madrid. Uno despierta admiración, el otro desprecio. Uno es un caballero, el otro un chapucero. Uno es un señor y el otro un tramposo del fútbol. En Barcelona es más fácil sintonizar con la onda de quien busca la concordia que con el espíritu de quien encuentra en la destrucción el sentido de su vida. Heynckes, a quien nada le une con Barcelona, ha demostrado lo fácil que es ser persona.




Deja tu Comentario