2014-10-20 13:10 Real Madrid Por: Administrador

Homenaje, sí... Pero a Zarra



Sergio Marco

Dice Alfredo Relaño en El País: "Estos días se habla mucho de Zarra por el asalto de Messi a sus 251 goles. Quizá sea la ocasión de desempolvar un partido singular, El Homenaje Nacional que se le tributó en el Bernabéu el jueves 29 de abril de 1954, cuando su estrella declinaba. Un hecho sin precedentes entonces en nuestro fútbol. Sólo Zamora, años más tarde, tendría un reconocimiento así".

Y recuerda unas octavillas que se repartieron en el Bernabéu en aquel partido con el himno a Zarra: "Tiene España un futbolista que / es ejemplo de valor / recio temple, bravo estilo / e indudable pundonor. / Su nobleza es peculiar / siendo para la afición / el jugador caballero / de más grande corazón. / Sus triunfos en el Athletic / y el equipo nacional / le han cubierto de laureles / del fútbol universal. Cantemos con alegría / a esa figura bizarra / gritando ¡Viva Munguía! / ¡Zarra, Zarra, Zarra! Cuando Zarra sale al campo / le aplauden con ilusión / todos los hinchas de España / porque colma su emoción. / De su cadena gloriosa / son eslabones sin fin / San Mamés, Río de Janeiro, / Colombes y Chamartín. / Desde Amberes no ha tenido / nunca el equipo español / un ariete que se vaya / con más decisión al gol. Cantemos con alegría / a esa figura bizarra / gritando ¡Viva Munguía! / ¡Zarra, Zarra, Zarra!"



El Real Madrid y el fútbol español se volcaron con Zarra, un deportista ejemplar independientemente de los colores que luciera. No es el caso de Leo Messi, a quien no se le perdona ni el balonazo que lanzó contra el público del Bernabéu ni las constantes simulaciones y golpes de teatro que ha protagonizado en sus enfrentamientos con el Real Madrid. Al público del Bernabéu le sobra señorío. Lo demostró con Zarra e incluso con sus aplausos a Maradona y Ronaldinho, pero lo de Messi no es cuestión de señorío. En el Bernabéu al menos no se merece nada. Y si quiere homenajes, que se los hagan los demás.

 

 



 
 

Deja tu Comentario