2012-04-17 23:04 Real Madrid Por: Administrador

Howard Webb, el jugador número 12 del Bayern



Nunca debió subir el primer gol al marcador. El tanto de Ribéry ha sido del todo ilegal mire por donde se mire. Desde el momento en que el balón es bajado por Badstuber, ya que el jugador del Bayern hace la asistencia con la mano y con toda la intención, y es que incluso mueve el cuerpo orientando el esférico.

Pero además de que la jugada debió ser anulada por la acción de Badstuber, el disparo de Ribéry se produce con Boateng en fuera de juego posicional. No se considera así si el jugador no interviene o molesta en la jugada, pero en esta ocasión el perjudicado es Iker Casillas, que no ve el balón hasta que supera al defensa local. El mismo Casillas lo ha reconocido al término del partido: "Claro que me ha molestado. Veo muchas piernas delante de mí".



El gol ha condicionado al Real Madrid que se ha visto muy tocado durante algunos minutos por esta decisión y que ha llegado cuando los blancos estaban creando su mejor juego. El marcador hubiera seguido en empate a cero y el gol de Özil en la segunda hubiera dado otro aire a una eliminatoria que por segundo año consecutivo se ve condicionada por los arbitrajes en contra del Madrid.

Pero no ha sido el único error del colegiado. En la segunda parte Cristiano Ronaldo ha reclamado unas manos en un lanzamiento de falta. El luso ha visto en primera fila unas manos clasísimas que ahn desviado un balón que iba directo a portería. El colegiado tampoco ha querido meterse en problemas y ha dejado seguir.


Deja tu Comentario