2013-10-21 20:10 Real Madrid Por: Administrador

Hoy se cumplen trece años del "cochinazo" en el Camp Nou



Fue una jornada negra, penosa. Para olvidar. Pero es imposible. Los hechos que acaecieron en el Camp Nou aquel 21 de octubre del año 2.000 siguen en la retina de los aficionados al fútbol por lo que de excepcional tuvieron. No se recuerda una actitud tan incivilizada en una afición de una liga civilizada.

La imagen dio la vuelta al mundo para sonrojo del FC Barcelona, el de los valores, cuya afición quedó retratada. También quedó retratado Luis Figo como un excelente profesional. El campo estaba repleto de pancartas ofensivas contra él y su familia y cada vez que se acercaba a la banda recibía una lluvia de objetos. Pero, como excelente profesional que es, no rehuyó su obligación de lanzar los corners, aún consciente de que se jugaba la vida. Hasta cinco veces acudió a la esquina del rectángulo para lanzar un corner. Las cinco veces le lanzaron de todo. Desde la cabeza de cochinillo (¿desde cuándo se entran cochinillos a un recinto deportivo?) hasta una botella de whisky.



El partido tuvo que ser suspendido durante 16 minutos y las fuerzas del orden tuvieron que emplearse a fondo para contener la furia desbocada de una afición que no supo estar a la altura y no entendio que el Real Madrid es el sueño de cualquier futbolista, incluidos los del FC Barcelona.

Curiosamente, el Camp Nou no fue clausurado. La sanción fue de dos partidos de suspensión, pero nunca se llevó a efecto porque el Barcelona hizo valer las influencias que tiene sobre los estamentos superiores para librarse de un castigo que por hechos menos graves sí han cumplido otros clubs.

 
//

Deja tu Comentario