2011-11-11 13:11 FC Barcelona Por: Administrador

Ibra desprecia ahora a Xavi



En su libro, Zlatan Ibrahimovic explica la conversación que mantuvo en los últimos compases de la única temporada en la que vistió de blaugrana: "La atmósfera era muy tensa. No habíamos hablado desde que exploté, pero el tío estaba nervioso. No paraba de parpadear. Entonces me dijo: 'No sé lo que quiero contigo. Es cosa tuya y de Mino (Raiola, su representante) lo que vaya a ocurrir. Quiero decir, eres Ibrahimovic, no eres un tío que juegue un partido de cada tres, ¿verdad?'. No dije nada, no hice un solo movimiento. Me quedé quieto. Pero claro que lo entendía: me estaba dando un mensaje. Sin decirlo claramente, aquello sonó como que quería deshacerse de mí, lo cual no era una cosa menor. Entonces repitió: 'No sé qué quiero contigo. ¿Qué tienes que decir? ¿Cuál es tu opinión? ¿Eso fue todo? Gracias". Este fue el último diálogo que Zlatan mantuvo con Pep Guardiola en esa temporada.

Tras las vacaciones de verano hubo otro encuentro entre ambos: "Todavía no me había calzado las botas y Guardiola me llamó a su despacho. Era un 19 de julio. Pep tenía un mensaje. Estaba nervioso e incómodo". Este fue el diálogo que mantuvieron el futbolista y el técnico al término de la temporada. Luego, al inicio de la siguiente, se produjo una nueva conversación que recoge el diario As:



-Pep: ¿Cómo estás?

-Ibra: Muy bien. Ansioso.

-P: Debes estar preparado para ir al banquillo.



-I: Lo sé. Lo entiendo.

-P: Como sabrás, hemos fichado a Villa.

-I: Bien, trabajaré aún más duro. Trabajaré como un idiota para ganarme un sitio en el equipo. Te convenceré de que soy suficientemente bueno.

-P: Lo sé, pero ¿cómo vamos a seguir adelante?

-I: Como te he dicho. Con trabajo duro. Jugaré en cualquier posición que tú me digas. Por delante o por detrás de Messi. Donde sea. Tú decides.

-P: Pero, ¿cómo vamos a seguir adelante?

-I: Jugaré para Messi.

-P: Pero, ¿cómo vamos a seguir adelante?

Entonces lo entendí, aquello no era una cuestión de si yo era bueno o no. Era algo personal. En lugar de decirme que no podía manejar mi carácter, trataba de envolverlo todo con esa vaga frase. Y entonces lo decidí: jamás volveré a jugar a las órdenes de Guardiola".

Y luego explica en el libro el momento en que se reune con Sandro Rosell para buscar una salida a su situación:  "Estábamos Rosell, Galliani, Mino, mi abogado, Bartomeu y yo. Y entonces Sandro me dijo: 'Quiero que sepas que estoy haciendo el peor negocio de mi vida'. A lo que contesté: 'Es la consecuencia de un liderazgo pésimo". Rosell le dijo a Ibra. "Siento esta situación. ¿A qué club querrías ir?", preguntó el presidente. E Ibra contestó: "Al Madrid". A lo que Rosell replicó: "No es posible. A cualquier lado menos ahí".

"No me interesa lo que diga Xavi"

Hace unos días Xavi Hernández mostró su sorpresa por las declaraciones de Ibrahimovic y el contenido de su libro. Xavi explicó que "Ibra me ha decepcionado. Aquí le tratamos bien". Al sueco le ha faltado tiempo para responder: “No me interesa lo que diga Xavi”. En La Gazzetta dello Sport le han preguntado que cómo reaccionaría si se le presentara Guardiola con su libro pidiéndole una dedicatoria: “sería yo mismo y se lo dedicaría. No busco pelea. No fue una tema con la gente, sino con la situación. He dicho lo que quería decir y basta. Discurso acabado”.

Y sobre el entrenador del Milan ha dicho: “Me ha recibido muy bien, sin dudas como Guardiola. Aporta tranquilidad y siempre está convencido de lo que hace. Cuajó una gran primera temporada”. 

 

 


Deja tu Comentario