2013-04-09 16:04 Real Madrid Por: Administrador

Ibrahimovic ya se las tuvo con el árbitro del Barça-PSG



El sueco arremetió contra el colegiado después de que éste mostrara su verdadera cara, pitando dos penaltis a favor del Barcelona, ambos transformados por Messi en aquel partido. "Hicimos el 1-1 y entonces el árbitro nos pitó un penalti en contra. No lo entiendo. El balón no estaba en juego. Fue raro, extraño, y arruinó el partido. Aún no entiendo lo que señaló. Puede existir el empujón, pero el balón no estaba en juego, no se puede señalar la infracción", explicó entonces el delantero.

Una ayuda lamentable y descarada que hizo que lo que José Mourinho denunció en su día, y que cada vez es más notorio y sabido fuera de nuestras fronteras, empezara a verse también lejos de España. "Empiezo a entender a Mourinho cuando dice lo que dice cuando viene aquí. Ahora que lo he vivido en primera persona, le entiendo más y más", dijo aquel día Ibra.



Sorprendentemente, la UEFA no actuó contra él por esas declaraciones. Demasiado descarado, quizá. Desde el bando blaugrana vieron, claro está, como clarísimas esas dos penas máximas. Mañana, Ibra podría volver a tener más que palabras con Kuipers, del que se sospecha, y mucho, dados sus precedentes con los azulgrana.

Y es que no sólo se trata de ese partido. También, por ejemplo, de la final de la Supercopa de Europa que el Barcelona le ganó al Oporto, en la que expulsó a un futbolista del equipo luso. Con el holandés, los culés sólo han perdido un partido. Es verdad que fue este año, pero ahora su queja formal ante la UEFA, justo eso que ellos critican del Real Madrid cada vez que los blancos denuncian alguna mala decisión de los árbitros, quizá sirva de colchón. Ibra lo sabe.


Deja tu Comentario