2013-03-02 16:03 FC Barcelona Por: Administrador

El impresentable Pepe lo tiene todo: pega, hace teatro y protesta



Estaba Pepe tan pendiente de perjudicar al Barça con alguna estrategia antideportiva de esas que conoce tan bien, que Cristiano Ronaldo lanzó un balón al poste, se quedó solo ante Víctor Valdés y no se acordó de la explicación de la lección que dice lo que hay que hacer cuando un futbolista se encuentra ante el portero en esa situación. La envió fuera, porque no sabe más, afortunadamente para el Barça.

Mourinho lo puso de "cerebro" en el centro del campo, asumiendo el doble pivote con Modric. El croata jugaba y Pepe se dedicaba a su partido particular. Pegar sin que se viera, protestarlo todo y forzar aparatosas caídas simulando falta cada vez que tenía cerca a un jugador del Barcelona. El árbitro le llamó la atención por su conducta antideportiva y reincidente, pero le permitió acabar el partido tranquilamente. Barça y Madrid jugaron un partido de fútbol y él debió pensar que estaba en el teatro actuando, simulando, protestando y pegando.




Deja tu Comentario