2016-10-31 12:10 FC Barcelona Por: Administrador

Incidente con Luis Enrique: le vuelven a recordar que su padre es Amunike



Sergio Portales Ha vuelto a suceder. Esta vez en el aeropuerto de El Prat, cuando la expedición del FC Barcelona se disponía a tomar el avión que la conduciría a Manchester para enfrentarse mañana al Manchester City en partido de Champions League. Un aficionado se ha acercado a Luis Enrique para decirle: "Luis Enrique, tu padre es Amunike". Esta expresión, que nació en el Bernabéu, como muchas otras vejatorias contra el Barça y sus jugadores, que ha sido adoptada por otras aficiones, como la del Leganés. y que incluso fue denunciada por la LFP, no parece preocupar a Javier Tebas, el encargado de velar por la salud deportiva de la competición liguera. El mismo que encontró motivos de provocación en la celebración de un gol del Barcelona en Valencia, no ha movido un dedo por defender a Luis Enrique de los insultos que denuncia incluso el organismo que preside de la siguiente manera: "en el minuto 91 del partido, momento en el que el árbitro decretó el final del partido, gran parte del público presente en el estadio, en un número sin poder determinarse debido a que el cántico se produjo desde distintas zonas del estadio, entonó al unísono repitiendo en varias ocasiones, “LUIS ENRIQUE, TU PADRE ES AMUNIKE”. La LFP y el Comité Antiviolencia dejaron el tema así, en una simple denuncia para quedar bien con todos, pero parece claro que Javier Tebas no tiene el más mínimo interés por defender al técnico del FC Barcelona de la mala educación de determinadas aficiones. Seguramente porque Luis Enrique se negó en sus día a acudir a su fiesta de premios amañados y ahora llega el momento de pasarle factura.

Desagradable incidente en el aeropuerto

Según informa Mundo Deportivo, esta mañana un aficionado se le acercó al técnico azulgrana para recordarle en dos ocasiones la célebre frase tan celebrada en la grada del Bernabéu, en donde no le perdonan a Luis Enrique que prefiriera irse al Barça en lugar de permanecer en el club del supuesto señorío. Luis Enrique no ha entrado al trapo con el aficionado maleducado. Le ha mirado fijamente, le ha dejado clara su desaprobación y ha proseguido su camino hacia la zona de embarque del aeropuerto. Maleducados hay en todas partes. Aunque unos más que otros para la LFP de Javier Tebas y su particular y sectaria manera de dirigir la competición.  

Deja tu Comentario