2011-07-31 16:07 FC Barcelona Por: Administrador

Inda insinúa que el Madrid ficharía a Messi por 300 millones



En palabras para Radio Belgrano recogidas por el portal Goal, Inda dijo textualmente que "la única verdad en toda esta historia es que a Florentino le gusta Messi y que en algún momento se planteó su fichaje". Además, "todos tenemos sueños en la vida y el Real Madrid tiene mucho dinero (...) Sería una operación de 300 millones de euros que costaría al Madrid un total de 150 millones", es decir, la mitad porque Florentino sacaría parte del dinero de la venta de Cristiano Ronaldo al Manchester City.

"El problema es que serían 100 millones más de lo que el City da por Cristiano. La operación le saldría ciento y pico de millones más y no creo que el Real Madrid, por más que sea el equipo más rico del mundo, pueda afrontarla", matizó Inda. En otras palabras, Eduardo Inda fue el encargado de otorgarle un gol más a Cristiano Ronaldo la temporada pasada (41, aunque el luso marcó 40) con tal de vender que es el mejor jugador del mundo y que ese registro no lo logra ni Messi, y ahora estaría dispuesto a vender a CR7 para contratar al argentino. Lo dicho, que su papel en el mundo es ir contra el Barça e inventar tonterías.



Para cubrirse las espaldas, sentenció: "En el mundo del fútbol y con Florentino todo es posible. No hay que descartarlo del todo pero yo lo veo difícil".

 



El Barça y Eduardo Inda, viejos conocidos

Inda arremetió contra el FC Barcelona nada más comenzar la temporada pasada. Entró en una guerra particular con Pep Guardiola en la que, entre otras cosas, llamó "fascista" al técnico y le acusó de "teatralizar una falsa modestia". Pero el ápice de la campaña antiBarça se produjo unos días antes de estas acusaciones, cuando el exdirector de Marca dijo que había que parar a Messi "por lo civil o por lo criminal". Como consecuencia directa de esta incitación a la violencia, Lio estuvo dos semanas de baja por un pisotón del exatlético Ujfalusi que casi le parte el tobillo al argentino. Guardiola lo denunció públicamente y aquí comenzó una batalla dialéctica que Pep, correctamente, decidió no continuar.

 


Deja tu Comentario