2015-09-17 11:09 FC Barcelona Por: Administrador

Indignación de los aficionados contra beIN



Marc Joli

La 'retransmisión' -por llamarlo de alguna manera- del partido entre Roma y Barcelona de Champions League ha supuesto un vergüenza para todo el ámbito Mediapro, Jaume Roures, Imagina, BeIN Sports y demás. Un absoluto ridículo a la hora de intentar suminsistrar una simple señal de televisión que va a hacer mucho daño a la empresa. Cuando tenían todo de cara para poder captar nuevos abonados sin la competencia de Movistar, el ridiculo espantoso que ha hecho Mediapro puede suponer un antes y un después para la productora catalana.



Los aficionados, que en su mayoría ya pagan el servicio de Movistar+, se vieron obligados a hacer aún un mayor desembolso pagando por el servicio online Total Channel para ver BeIN Sports. Casi 10 euros para poder ver la Champions League pero que, a la práctica, fueron 10 euros tirados a la basura y ver una pantalla en negro. Los usuarios están tremendamente indignados con el servicio ofrecido por Mediapro mediante internet, ya que no ha estado preparado para alojar la gran cantidad de usuarios que mueve la Champions y el servicio se ha caido a las primeras de cambio.

Ante esto, y a pesar de las disculpas reiteradas de los diferentes emisores, lo cierto es que la imagen de Mediapro ha salido tremendamente dañada y costará que los aficionados vuelvan a confiar en ellos. Para empezar, se espera que, como mínimo, devuelvan el dinero que los usuarios han gastado para ver un partido que no han podido ver. Después, Movistar se estará frotando las manos, y que la primer jornada de Champions ha dejado evidente que el acuerdo entre Mediapro (beIN Sports) y Movistar debe producirse si no quiere caer aún más bajo la productora de Roures.


Deja tu Comentario