2016-10-26 14:10 FC Barcelona Por: Administrador

¡Indignación en el Barça! Multa de 1.500 euros por un botellazo



El Comité de Competición de La Liga demuestra una vez más su antibarcelonismo desenfrenado. En la resolución del botellazo a Neymar en Mestalla, lejos de castigar y denunciar ese acto lamentable, se han dedicado a criticar, atacar, menospreciar y hasta ridiculizar a los jugadores del Barça. Las víctimas de la agresión han salido malparadas, pues se les acusa de provocadores y cuentistas. Además, la irrisoria multa de 1.500 euros por lanzar la botella pone la guinda a la lamentable actuación del Comité de Competición en este caso. Pero, que se podía esperar de un organismo que va de la mano del presidente de La Liga, Javier Tebas, que se declara abiertamente madridista. Frases como "el referido comportamiento de los jugadores del Barça les califica y ridiculiza por sí solos" o “Tampoco constituye precisamente un ejemplo de deportividad la exagerada reacción de algunos jugadores del referido club que, sin haberles llegado a alcanzar ninguna botella, simulan o fingen de forma simultánea haber sido golpeados”. Vergonzoso se queda corto. Estarían más contentos si le hubieran abierto la cabeza a cada jugador en el momento del lanzamiento. Vaya ejemplo da el Comité. Crea un peligroso precedente del que se han enterado todos los campos: agredir a un futbolista cuesta menos que mostrar una estelada.

El Barça muestra su indignación

El club no podía quedarse de brazos cruzados viendo el esperpéntico comunicado del Comité y ha elaborado uno propio mostrando su indignación. “El FC Barcelona considera totalmente reprobable y abusivo el comentario que hace el Comité de Competición de la RFEF a la hora de argumentar su resolución sobre los hechos que se produjeron el pasado sábado, al estadio de Mestalla, con motivo del partido liguero entre el Valencia CF y el FC Barcelona. Cuando describe su versión de los hechos y cuando concluye que “el referido comportamiento poco ejemplar de algunos jugadoras del FC Barcelona les descalifica y ridiculiza por sí solos”, el Comité convierte en culpables a las víctimas de un comportamiento claramente condenable y expresado en múltiples formas antes, durante y después del partido: expresiones ofensivas, descalificaciones al árbitro por parte de personas y medios pertenecientes al Valencia CF, lanzamiento de objetos… El Comité obvia un clima hostil y, en algunos casos violento, que desemboca en una agresión hacia los jugadores del FC Barcelona, que sólo pueden reaccionar expresando su indignación por los hechos que tienen que soportar. El FC Barcelona entiende que, después de esta resolución, el Comité se ocupará de analizar y juzgar la corrección de la manera cómo los equipos celebran todos y cada uno de sus goles. El Comité se tendría que haber limitado a analizar los hechos y aplicar las normas vigentes, obviando cualquier tipo de valoración que, además de injusta, es incompatible con los principios que tienen que regir la actuación de este órgano. El FC Barcelona exige a todos los estamentos implicados la responsabilidad y la imparcialidad necesarias para garantizar el fair play y el buen ambiente que tiene que presidir la que quiere ser la mejor Liga del mundo”.

Deja tu Comentario