2017-01-15 23:01 Real Madrid Por: Administrador

El infierno que tuvo que volver a soportar Sergio Ramos



Carlos Muñiz Como estaba previsto, Sergio Ramos vivió un auténtico infierno sobre el césped del Sánchez Pizjuán de Sevilla soportando todo tipo de insultos y vejaciones desde un sector importante de la grada. Ramos ya fue insultado a la llegada al aeropuerto y a la salida del hotel. Luego, en el estadio la grada coreó a Rakitic y Dani Alves, insistiendo de nuevo en el "¡Sergio Ramos... hijo de puta!" que parece que ha hecho fortuna en la capital sevillana. Esos gritos se repitieron durante todo el partido y, en ocasiones, de manera coreada. Al inicio el público le dedicó una pañolada por los malos entendidos que se produjeron con su marcha del Sevilla al Real Madrid que no fue bien encajada por un sector de la afición.    

Butragueño: "Algo estamos haciendo mal"

Emilio Butragueño mostró su preocupación por el mal rato pasado por Sergio Ramos en el que fue su campo. Al término del partido ha dicho: "Sergio ha hecho un partido sensacional y ha demostrado tener una gran personalidad. Ha tenido la desgracia de hacerse ese gol. Nos ha gustado mucho su presencia y su carácter en un partido que para él era muy difícil. No creo que lo que hemos vivido aquí sea lo que tengamos que escuchar en un terreno de juego. El fútbol debe unirnos y tiene que haber una convivencia sana y con respeto. Si no lo hay, es porque algo no estamos haciendo bien y no está bien escuchar insultos en un campo de fútbol".

Deja tu Comentario