2011-04-25 19:04 FC Barcelona Por: Administrador

Iniesta: “Serán partidos de mucha tensión y contacto”



"Sueño con estar en Wembley. El único pensamiento que tenemos es ir a ganar y a marcar goles y, en la vuelta, que nuestra gente nos lleve a Wembley. No hay otra mentalidad en la plantilla", ha subrayado el jugador.

El futbolista del FC Barcelona está convencido de que, en las semifinales contra el Real Madrid, se juegan "mucho" y que, por ello, serán dos partidos "con mucha tensión y mucho contacto".



"Lo importante es que sepamos hacer bien las cosas y que sepamos contrarrestar las cosas buenas del Madrid", ha añadido el centrocampista, quien no se ha atrevido a pronosticar un resultado, y menos aún a otorgar el favoritismo a alguno de los dos contendientes.

"Todo lo que sea ganar es bueno. Nosotros no sabemos jugar otro tipo de encuentro. Hay que saber leer este tipo de partidos. Vamos a ver cómo transcurre todo porque va a ser una eliminatoria dura y difícil, y que debemos afrontar con mentalidad de que por poco podremos estar en otra final", ha señalado.

"Nosotros nos tenemos que centrar en nuestro juego defensivo y en ataque", ha señalado el jugador, muy poco partidario de los favoritismos antes de un partido, que ha dejado a criterio de cada aficionado.



"Las temporadas se miran más por los títulos al final. El hilo que separa la gloria de la decepción es muy fino y cada uno que saque su conclusión. Tenemos un reto y una motivación para llegar a la final", ha deseado, además de asegurar que ve a sus compañeros "muy bien y metidos en lo que queda". "No tenemos que mirar más allá, o si estamos más o menos cansados", ha dicho.

Para Iniesta, una de las claves de los partidos de semifinal es que el Barça genere el juego que pudo hacer en la segunda parte de la final de la Copa del Rey "porque en la primera parte no supimos hacerlo", admitió.

No cree que la dureza mostrada por el Madrid en los dos anteriores partidos vaya a condicionar la relación en la selección. "Cada uno tira para sus intereses. Nos jugamos mucho por nuestros equipos y camisetas. Son partidos duros y con emociones. Todo se magnifica. Cuando vamos a la selección, defendemos otra cosa distinta", ha señalado.

Finalmente, el jugador se sintió liberado tras el intento infructuoso de sanción que propuso un comisario de la UEFA que pidió un partido más de suspensión al barcelonista por haber forzado una amarilla y entrar limpio en las semifinales.

"Hubiese sido un precedente muy fuerte si me hubiese sancionado con dos partidos por no haber dejado sacar una falta, cuando se ven cosas mucho peores", ha recordado. EFE


Deja tu Comentario