2012-05-25 09:05 FC Barcelona Por: Administrador

¿Iniesta al Real Madrid? ¡De eso nada!



Los 13 títulos conseguidos por Guardiola (a la espera del decimocuarto) mientras el Real Madrid apenas ha logrado dos, han hecho mella en el madridismo. Han invertido 500 millones en fichajes para acabar con la hegemonía del Barça y a lo más que han llegado es a ganar un título por temporada en los dos últimos años. Y con eso pretenden iniciar un ciclo que no ve el momento de dar comienzo.

En este contexto hay que valorar la noticia que hoy publica Sportyou: "¿Iniesta al Madrid?". Es un  quiero y no puedo desesperado. Como el clavo ardiendo al que agarrarse cuando ni con Mourinho y Cristiano Ronaldo son capaces de iniciar un ciclo. Necesitan algo más. Necesitan meterse en la cocina del Barça para ver qué se pueden llevar como ya hicieron en el pasado. Y empiezan por Iniesta. Y le comparan con Laudrup y Figo, como si tuviera algo que ver con ellos. A diferencia de Laudrup y Figo, Iniesta no es un mercenario que aterrizó un día en el Barça como podría haber ido a parar a un equipo de Alaska al olor del dinero. Iniesta llegó al Barça siendo un niño y en el Barça ha crecido y se ha hecho hombre mamando unos valores a los que a estas alturas no va a renunciar. Eso es posible en un mercenario, pero Iniesta no es un mercenario. Es un producto de La Masía que juega en el club en el que siempre soñó jugar, que cuenta con el respeto, admiración y cariño de todo el pueblo catalán, que disfruta jugando en el Barça porque a él no le van esas cosas de la "pegada" en el más amplio sentido de la palabra y que cobra lo que quiere y merece cobrar. Por tanto, no hay caso.



Pero para hacernos una idea de por dónde navegan en la capital, bueno será saber lo que han escrito firmado por Fernando Carrión:

"Hay fichajes que además de cubrir necesidades puntuales, simbolizan muchas cosas y debilitan al rival. Sucedió con Figo, antes con Laudrup. Ambos emigraron de un entorno asfixiante y un proyecto en descomposición, a otro que florecía. Y ninguno se arrepintió. El danés es precisamente el ídolo de Iniesta; y Andrés, el jugador del Barça más querido por la afición madridista. Dentro del campo, es el hombre que materializó el Mundial de España y el único que atesora la elegancia de Zidane. Fuera de las canchas, siempre ha sido respetuoso con el Madrid y está muy lejos del catalanismo imperante en su club.

Iniesta está muy unido al Barça por su paso por la Masía, la idea de juego y los éxitos logrados. Pero también ha alzado la voz cuando vio lo que pagaban a Ibrahimovic, mientras su renovación se retrasaba. Aunque nunca lo dirá, seguro que le dolió la campaña de su club para que Messi ganara el Balón de Oro, que él o Xavi merecían mucho más. Y tampoco le hará mucha gracia sentirse desplazado por no haber nacido en Cataluña, ni hablar catalán. La sonrisa con la que quiere finalizar esta etapa triunfal del Barça podría tornarse en desencanto si Vilanova no cuaja, el proyecto deportivo fracasa, el Camp Nou se da la vuelta hacia el palco, el Barcelona vuelve a su inestabilidad histórica y Andrés siente que ese cuento se ha acabado.



En ese escenario, Iniesta podría decidir cambiar a finales de la próxima temporada, probar cosas nuevas en los últimos años de su carrera y regresar al amor de su infancia (recuerden el famoso “Yo era del Madrid a todo poder”. Y con el deseo del jugador y un contrato que finaliza en 2015, los 200 millones de la cláusula serían prácticamente papel mojado.

¿El sueño de una noche de primavera? Más difícil parecía lo de Laudrup y Figo…".

Esta cosa se ha convertido en trending topic. A ver quién la dice más gorda.


Deja tu Comentario