2014-02-07 12:02 FC Barcelona Por: Administrador

Íñigo Martínez no tiene el trato de favor reservado a Cristiano Ronaldo



Joan Tubau

Cuando un futbolista se encara con un árbitro y le se dirige a él de forma desconsiderada, ya puede prepararse. Es lo que le ha pasado a Íñigo Martínez, que fue a protestar ante el árbitro el pasado miércoles la jugada en la que la Real Sociedad pidió penalti de Mascherano a Vela. Por lo visto, el jugador donostiarra mandó "a tomar por el culo" al árbitro, éste le expulsó y el Comité le ha impuesto una sanción de dos partidos.



En el último clásico disputado en el Camp Nou Cristiano Ronaldo llamó "cagón de mierda" al colegiado de dicho encuentro, Undiano Mallenco. Las cámaras captaron muy bien la imagen. Ni Undiano se atrevió a reflejarlo en el acta ni el Comité se atrevió a actuar de oficio ante una desconsideración de tamaña naturaleza que confirma que existen dos reglamentos: uno para proteger al Real Madrid y otro para castigar a los demás.

En el entorno mediático del Real Madrid se han producido lamentos por los tres partidos que le han caído a Cristiano Ronaldo. No dicen nada de que estamos ante un jugador reincidente en feos gestos y palabras. Y tampoco recuerdan que la agresión a Gurpegui ha quedado sin sanción y la entrada salvaje a Mikel Rico, pisándole el tobillo, ni siquiera fue falta.


Deja tu Comentario