2015-05-05 16:05 FC Barcelona Por: Administrador

Insultar al Barça cuesta 1.500 euros... ¿Y al Madrid?



Fede Peris

"Puta Barça", "Messi subnormal", "Písalo, písalo", "adiós, hijo de puta, adiós", "Barça muérete", "ser del Barça es ser un subnormal", "Piqué cabrón, Shakira tiene rabo, tu hijo es de Wakaso y tú eres maricón", "Odio a los culés", "uh, uh, uh...". Todo eso, incluidos los insultos racistas, se escuchó en la grada de Cornellà durante el derbi barcelonés. El Comité de Competición tenía pruebas gráficas y vídeos de lo que allí sucedió. Lo estudió y dictaminó una sanción de 1.500 euros, fundamentalmente por el palo que se lanzó al campo más que por los propios insultos.



Se habló de que al Espanyol le podían cerrar parcialmente el campo, sobre todo la zona de graderío conflictivo, tal y como ha hecho la UEFA recientemente, por ejemplo con el Real Madrid. Pero nada. Insultar al Barça se cotiza barato: 1.500 euros de multa. Y ya está.

El pasado sábado le tocó al Real Madrid vivir un calvario similar en Sevilla. Pero el Real Madrid es mucho Real Madrid. Los medios afines ya se han encargado de generar la suficiente alarma social para que el Sevilla reciba una sanción ejemplar y ahora toca esperar para confirmar si los órganos disciplinarios de la Federación son capaces de emplear el mismo rasero para el Real Madrid que para los demás.

En Sevilla se oyó:  "Que sí, que sí, que puta Real Madrid";"Puta Madrid, puta capital"; "Písalo, písalo",  "hijo de puta".
"Asesino, asesino", "Ese portugués, hijo puta es";  "Puta Málaga, puta Málaga";  "Árbitro valiente, valiente hijo de puta". Al Espanyol le cayeron 1.500 euros. En Sevilla tienen motivos para temerse lo peor. Los insultos al Madrid se cotizan más alto.



La Liga de Fútbol Profesional volvió este martes a denunciar numerosos cánticos ofensivos en el Ramón Sánchez Pizjuán con ocasión del partido entre el Sevilla y el Real Madrid. La denuncia llega horas después de que el presidente de esta institución, Javier Tebas, anunciara un posible cierre parcial del feudo nervionense.

La LFP señala directamente a Biris Norte, "en número aproximado de 2000 espectadores", como autores de distintos cánticos antes y a lo largo del encuentro. "Que sí, que sí, que puta Real Madrid" y "Puta Madrid, puta capital", para abrir boca.

Ya durante el partido, se repitieron estos cánticos y se añadieron otros: "Písalo, písalo", dirigido a Sergio Ramos mientras era atendido sobre el terreno de juego. El camero también tuvo que soportar cómo le llamaban "hijo de puta".

"Asesino, asesino" fue el cántico dedicado a Pepe, mientras que Cristiano Ronaldo tuvo que lidiar con el clásico "Ese portugués, hijo puta es".

Una aficionada del Real Madrid que celebró uno de los tantos de su equipo fue recriminada al grito de "puta, puta, puta", mientras que la susticución de Isco fue acompañada del cántico "Puta Málaga, puta Málaga".

Ya en el tiempo de prolongación, sería el colegiado el objeto de la ira de los Biris con el siguiente cántico: "Árbitro valiente, valiente hijo de puta".

La LFP asegura también que el comportamiento del resto de espectadores presentes en el estadio fue correcto durante todo el partido y destacó las medidas de prevención de la violencia adoptadas por el Sevilla, especialmente desde la jornada 33 del campeonato de Liga.

En concreto se refirió a las desarrolladas en las puertas de acceso al estadio, con la exposición de carteles en los aparecen enumeradas las medidas de prevención de la violencia, y a los cacheos en los accesos, especialmente en la zona de entrada de la peña Biris, y también en la zona ocupada por ésta, donde se dispusieron cuatro líneas de miembros de seguridad.

La Liga también confirmó además que denunciará cánticos entonados en el campo de Riazor durante el partido Deportivo-Villarreal, en el que el grupo Riazor Blues, formado por unas 500 personas, exclamó la expresión "Frente Atlético Asesino" en alusión al grupo de seguidores del Atlético de Madrid.

La mencionada expresión fue proferida "de forma coral, repetida y coordinada, única y exclusivamente por parte del citado grupo, sin que fuera seguido o coreado por el resto de espectadores presentes en el estadio, cuyo comportamiento fue totalmente correcto durante todo el partido".

La LFP resaltó a su vez las medidas de prevención de la violencia adoptadas por el Deportivo, como los exhaustivos cacheos en las entradas al campo, para evitar la introducción de objetos "potencialmente peligrosos o material impreso con lemas o inscripciones ofensivas o insultantes".


Deja tu Comentario